Tema apologético 4

.

Segunda parte

Sana Doctrina

.

B. ¿Debe la iglesia de Cristo callar ante las falsas doctrinas y sus pseudo ungidos?

……Hoy mas que nunca, urge la necesidad de divulgar la sana doctrina. ¿Por qué uso el término divulgar? Divulgar según la Real Academia Española, arroja algo muy interesante: Del latín. Divulgāre significa, publicar, extender, poner al alcance del público algo. Muchos cristianos duermen ante tal necesidad de predicar la sana doctrina. Muchos se están yendo al infierno creyendo haber conocido a Cristo; pero en vida fueron seguidores de falsos cristos, no del Rey de reyes y Señor de señores. Muchos pastores no están dándole la importancia que tienen los tiempos en los que estamos viviendo. La segunda venida de Cristo sucederá en cualquier momento. Es necesario divulgar la sana doctrina, la doctrina de Cristo y Sus apóstoles. Muchos cerraran sus oídos a la sana doctrina, consecuencia del engaño al escuchar falsas doctrinas. Usted nunca va a haber a estos pseudo ungidos repartir su dinero a los pobres, y volviendo su rostro a Jesús; ya que su avaricia fue quien los hizo separarse de Cristo.

1. Quien le da la espalda a Dios por las riquezas difícilmente regresa a la sana doctrina.

……Al salir él para seguir su camino, vino uno corriendo, e hincando la rodilla delante de él, le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? 18Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios. 19Los mandamientos sabes: No adulteres. No mates. No hurtes. No digas falso testimonio. No defraudes. Honra a tu padre y a tu madre. 20El entonces, respondiendo, le dijo: Maestro, todo esto lo he guardado desde mi juventud. 21Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. 22Pero él, afligido por esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. 23Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! 24Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles: Hijos, ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas! 25Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. 26Ellos se asombraban aun más, diciendo entre sí: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? 27Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, más para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios. 28Entonces Pedro comenzó a decirle: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido. 29Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, 30que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna. 31Pero muchos primeros serán postreros, y los postreros, primeros”. Marcos 10: 17-31

……En primer lugar, esta historia trata de la vida de un joven rico con deseos de alcanzar la vida eterna. Queriendo este joven conocer las cosas que se necesitan para ser salvos, fue a Jesús y le pregunto: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? Jesús le respondió: Los mandamientos sabes: No adulteres. No mates. No hurtes. No digas falso testimonio. No defraudes. Honra a tu padre y a tu madre. 20El entonces, respondiendo, le dijo: Maestro, todo esto lo he guardado desde mi juventud. 21Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz.

V. 22-23: “Pero él, afligido por esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. 23Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!

       Podemos ver a la luz de las Escrituras, que el problema de todo hombre con avaricia en su corazón; es el no volver a tras. Este joven no le quedo de otra más que seguir en pos de su avaricia. Obtuvo el consejo, se entero de lo que tenia que hacer para alcanzar su salvación; pero no estuvo dispuesto a repartir las riquezas que tenia. La palabra riquezas: mammonas ó mamonás, del griego, tiene su significado en: avaricia, riquezas. La palabra riquezas no es un espíritu, simplemente es el significado de riquezas desde su origen griego. No se deje engañar: los pseudo profetas de hoy, predican tantas herejías y lo más triste es ver como el pueblo de Dios se traga sus mentiras. Estos pseudo ungidos, no van a arrepentirse de su pecado; como no lo hizo tampoco el joven rico. La avaricia por las riquezas les a apartado de la sana doctrina. Como dice 1 Juan 2.19: Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros”. A la luz de las Escrituras, aquel que ama y teme a Dios, sirve a Dios y no a las riquezas. La Biblia lo indica no se puede servir a dos Señores: “ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. Lc. 16:13.

Cristo esta a la puerta. ¿Qué hacer ante tal necesidad? Callar, dejar que el enemigo de las almas siga hurtajando a las pobres ovejas ingenuas. Es tiempo de divulgar la sana doctrina. Nadie escapara ante el Señor cuando estemos cara a cara con Él. Al estar delante de Él, no abra un perdón Jesús pero yo no quería tener problemas con nadie. Tu palabra además me enseño que en paz debo estar para con todos. ¿No hay inteligencia humana capaz de engañar a Dios quien nos creo? Absurdo es callar, cuando a Jesús no le podremos venir con excusas baratas si la misma Biblia nos dice que hay hablar ante tal necesidad. Quien quiera pasarse de listo, perderá al final. A Jesús no lo engañamos.

2. No se trata ni de figurar, ni se trata de discutir, se trata de contender ardientemente por la fe.

……Judas 3-4: Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. 4Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo”.

El autor de esta epístola, es Judas el hermano de Jesús. Al escribir la epístola; tuvo como objetivo advertir sobre los falsos ministros que se habían infiltrado dentro de la iglesia de Jesucristo en ese tiempo. Les advierte a combatirlos, no a quedarse callados. Judas aun vas más allá y pidió que defendieran ardientemente la fe. Judas temía que se fuera a pasar por alto un acto de suma importancia. La Biblia, nos muestra que aquellos mismos sucesos están sucediendo ahora entre nosotros. En nuestros tiempos, hombres impíos se han infiltrado de manera secreta a la iglesia de Jesucristo. En sus comienzos fue de manera secreta; pero una vez ganada la presa, sin tapujos niegan a Jesucristo con palabras y en sus hechos.

Tit. 1.11: A los cuales es preciso tapar la boca; que trastornan casas enteras, enseñando por ganancia deshonesta lo que no conviene”.

……Las acciones de estos falsos siervos y siervas, y la palabra de Dios, dejan al descubierto sus malas acciones. La palabra pseudo, significa falso del original griego. Aquel cuyo corazón no esta en línea con Dios, es justo la avaricia por el dinero lo que le hace abrazar doctrinas de hombres. Dichas doctrinas le llevan a logar sus intereses, adquirir dinero por medio del lucro del Evangelio de Cristo; mas no se debe olvidar que de Dios nadie se burla. Quien no teme a Dios de verdad sus acciones le delataran tarde que temprano, quien teme a Dios de verdad se mantiene en el Camino, de la mano del Camino, Jn. 14:6.

2 Juan 9: Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo”.

       Bíblicamente cualquiera que se extravía y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios. Se da cuenta: NO TIENE A DIOS. No lo digo yo, lo dice la palabra de Dios. Aquel que le abre puertas en su corazón a falsas doctrinas, y no persevera en la doctrina de Cristo; no tiene a Dios. El líder espiritual puede equivocarse, pero si tiene a Dios en su corazón no abrazara falsas doctrinas. Y si llegó a abrazar falsas doctrinas, arrepentido volverá su rostro a Dios y regresara a las sendas antiguas; la sana doctrina.

Tercera y última parte: ¿Como salir de las falsas doctrinas? Doctrinas de hombres.

Usted puede hacer copias de todo el material que hay en esta página para distribuirlo; solo por favor indique su autoria. Dios le bendiga.

Referencias bíblicas:

1. Reina Valera, versión 1960.

2. Concordancia Exhaustiva, James Strong.

3. Diccionario de la Real Academia Española •Comentario Bíblico Matthew Henry

Lourdes Rangel Ministries

The Colony, TX.

Marzo del 2012

www.lourdesrangel.com

 

 

 

Ningún tema expuesto en esta pagina Web tiene como objetivo atacar a ninguna denominación en lo particular. Nuestro objetivo es exponer la verdad Bíblica sin contiendas. Bendiciones.

 

Deja un comentario