Tema apologético 1

.

LA DOCTRINA DE LA PROSPERIDAD

.

     Recuerdo haber recibido una llamada de una amada hermana del país de México. Platicando con ella, me contaba como había prestado unos cassettes que para ella valían muchísimo; y que no se los habían devuelto. Le pregunte que de que se trataban los cassettes, y su respuesta fue; de la prosperidad departe de Dios. Le comente que la doctrina de la prosperidad no es bíblica, y que debía poner atención a ello. La doctrina de la prosperidad es predicada por aquellos que buscan algún fin personal. Las doctrinas falsas, son predicadas de la misma forma que las doctrinas sanas. La gente no logra apreciar el error de estas doctrinas, a raíz de no leer la Biblia. Así es como la gente, y los creyentes, al ver que usan versículos bíblicos para amparar sus falsas doctrinas; pues terminan creyendo todo cuanto escuchan. En seguida observemos puntos claros sobre esta doctrina; que nos ayudaran a no caer en ella. En ningún momento digo que sean estos solo los puntos que ellos tratan. Solo tratare aquellos puntos que de una u otra forma he observado sobre esta doctrina.

Puntos doctrinales de la doctrina de la prosperidad

* Dios promete toda clase de prosperidad económica, y éxito, si tan solo se cree en Él.

* Que para recibir la prosperidad de Dios se necesita tener fe, y declarar con tu boca que recibirás aquello que esperas recibir.

* Dios es Dios de pactos, pata con Dios y Él te duplicara lo que tú le des.

Estos puntos mencionados, son el meollo de esta falsa doctrina. Es lamentable, como algunos dejan a un lado el temor a Dios; para predicar doctrinas de hombres.

“Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres”. Mt. 15:9

La Biblia, nos habla de la bendición de Dios para Su pueblo de manera clara. Empezare desglosando este tema, basándonos en las perspectivas de quienes predican esta doctrina de la prosperidad.

1. Dios promete toda clase de prosperidad económica, y éxito, si tan solo se cree en Él.

“Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible”. Marcos 9:23

Las palabras de Jesús dejan muy claro, el único requisito que se necesita; para recibir de parte de Dios alguna bendición esperada. El requisito es creer en Dios. Dios no nos pide que le demos cierta cantidad de dinero, para recibir después lo que anhela nuestro corazón. No olvidemos nunca, que nosotros somos quien necesitamos de Dios; no Dios de nosotros. Dios no pide que demos siete vueltas a la manzana, para que los vecinos se conviertan al Evangelio de Cristo. Lo que se necesita es anunciar el Evangelio, exponer las buenas nuevas de salvación; y los inconversos conocerán entonces de Jesús.

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”. Hebreos 11.6

Dios nos pide que ha cambio de recibir un milagro por manos de Él; nosotros respondamos creyendo en Él. Creer en Dios, es un acto de fe. La Biblia nos enseña que sin fe, es imposible agradar a Dios. Ahora bien, hagámonos la siguiente pregunta: __ ¿Hace Dios milagros en aquellos que en Él no creen? La respuesta es si. Lo explicare: Dios exige que Su pueblo, es decir los creyentes en Jesús; tengan fe al solicitar respuesta a una necesidad. ¿Cuál es la razón por la que Dios pide que su pueblo tenga fe en Él? La respuesta es, que la fe, es la acción de creen en algo aun si verlo y palparlo. Dios quiere que Su pueblo confié en su poder y en su provisión. Sin embargo, Dios responde aun ha aquellos que no creen en Él. He visto milagros de parte de Dios, aun si tener fe las personas; y Dios oportunamente aprovecha esos momentos para manifestar su poder y su infinita misericordia. Si algo he aprendido en mí caminar con Cristo, es a no encajonarlo. Dios obra de múltiples formas, y de diversas maneras. La misericordia de Jesús es tan grande, que Él nos responde aun si saber pedir convenientemente.

“Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles”. Romanos 8.26

La Biblia declara que no sabemos pedir como conviene, por ello el Espíritu Santo nos ayuda intercediendo por nuestras necesidades. El Espíritu Santo de Dios, no nos pide nada para ayudarnos a recibir respuesta de parte de Dios. Lo único que se necesita es creer en Jesús. ¿Quiere ver la gloria de Jesús en su vida? ¿Quieres que Jesús responda a su necesidad? Crea en Él, y aprenda ha esperar en Él.

“Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará”. Salmo 37.5

Cuando menos piensas que Dios comprende tu necesidad, es cuando mas cerca estas de ver la gloria de Dios en tu vida. Cuanto mas grande sea tu necesidad, tan grande así será tu victoria. Mientras aguardas en la respuesta de Dios, llénate de Su palabra, y habla con Él. Alégrese tu corazón en la confianza de saber que Jesús no esta sordo, ni ciego, ni manco; Él responderá tu necesidad, créelo.

2. Que para recibir la prosperidad de Dios se necesita tener fe, y declarar con tu boca que recibirás aquellos que esperas recibir.

“Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá”. Marcos 11.29

La palabra de Dios nos instruye, y nos refleja la importancia de pedir en oración según la necesidad; pero no nos dice que debe ser repitiendo lo mismo. Conozco el caso de varios hermanos en la fe, que habiendo sido instruidos en esta doctrina; terminaron tomándose muy en serio el punto de declarar con la boca lo que se desea. Ahora bien, yo puedo declarar con mi boca que necesito un carro; y el carro no aparece. Pregunta: ¿Debe mi fe menguar, porque no aparece el carro anhelado? La respuesta es no. ¿Si declaro con mi boca muchas veces que Dios me proveerá un carro este llegara? Respuesta: quizás si, pero quizá también no. Los llevare al versículo Bíblico, del cual echan mano, los que predican esta doctrina.

“Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere ha este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho”. Marcos 11.23

Este es el celebre versículo bíblico, que se utiliza al predicar la falsa doctrina de la prosperidad; respecto a declarar con la boca. Se enseña que lo que se confieses con tu boca se recibe. La Biblia, declara que lo que confesamos con nuestra boca, eso vendrá si tan solo creemos. Tengo toda una vida en el Evangelio de Cristo, y nunca he visto a un creyente decirle a una montaña que se mueva, y esta se mueve. Ni yo lo he hecho. La pregunta ha plantearnos es la siguiente: ¿Por qué Jesús nos puso un ejemplo tan desafiante? ¿Por qué Jesús sabiendo que nuestra condición humana esta lejos de ver un milagro así; cual fue la razón de no ponernos un desafió menos evidencial? Sabio es nuestro Señor. Si Jesús hubiese enseñado en sus palabras: Declara que la higuera dará fruto; muchos serian los corazones que se envanecerían al ver los higos listos para ser cosechados. Jesús tuvo como interés, el enseñarnos a tener fe en Él; esto a pesar de ver lo grande que se pueda ver la montaña. Cuando el hombre ve, ho cree erróneamente, que la montaña de problemas que le acechan son mas grande que Dios; su dependencia a Él es mas marcada que cuando ve que sus problemas son fáciles de resolver. Dios es tan sabio, tan sabio, que no solo pensó en instruirnos a trabes de Su palabra; sino que también pensó en cuidar que nuestra carne no se desviara en exaltación espiritual. Declarar con nuestra boca y creer en Dios es vital para ver la respuesta de parte de Dios. Mas no dejando de mencionar, que aun sin declarar con nuestra boca, Dios en su benevolencia he infinita misericordia, también nos responde.

Cierto día, me visito una hermana en la fe, y al terminar de comer; note que se puso en sus manos varias pastillas. Enseguida le pregunte si estaba enferma, ho si solo eran suplementos alimenticios lo que iba ha injerir. Ella respondió: __No, no estoy enferma, esta pastilla es para la gastritis, y esta otra para alta presión, y el resto son suplementos vitamínicos. Después de escuchar su respuesta le dije: __Entonces si esta enferma. Respondió: __Se me ha enseñado que declarando con la boca lo que uno anhela, eso vendrá; y por fe no estoy enferma. Le dije a mi hermana con sumo amor, por ahora esta usted enferma, su fe le sanara sin duda. Han paso varios años de este suceso; recientemente hable con ella y estas fueron sus palabras: __Me costo entender que estoy enferma, y que aunque declare con mi boca por años ser sana por fe sigo enferma. En las manos de Jesús estoy, que se haga Su voluntad en mi vida.

Declarar con nuestra boca es bíblico, y valido; esto al momento de ejercitar nuestra fe. Mas declarar lo que uno desea, no siempre es garantía de recibir lo anhelado por parte Dios. Le pondré unos ejemplos:

a) Usted le pide a Dios un carro. Si Dios conociendo su corazón; sabe que ese carro le ajeara de Él, no espere que se lo de. Una cosa es esperar a ser bendecido por Dios; y otra es bendecirnos a nosotros mismos.

b) Si usted le esta pidiendo sanidad por una enfermedad. Si Dios sabe que al sanarse, su dependencia a Él menguara; hay probabilidades de que Él le mantenga así por el tiempo que Él crea conveniente. No significa que Dios lo quiera dejar enfermo, pero aun Dios nos permite pasar por situaciones difíciles con el objetivo de enseñarnos algo.

Los extremos nunca son sanos. Debemos mantenernos apegados a la palabra de Dios, y dejar todas las cosas en las manos de Él. Cierto día, escuche a un pastor decir, que llevaba tiempo pidiéndole a Dios, un Mercedes a la puerta; y este no llegaba. El pueblo de Dios, debe ser creyente por convicción, y no por emociones. Una ocasión una hermana me dijo: ¡Hermana, Dios hizo llover oro en la Iglesia! Yo le pregunte: __ ¿Cuanto le toco a usted? Ella respondió, bueno a mi no me bendijo Dios con oro, pero vimos como Dios les puso oro en los dientes y en las manos a muchos. Ojo, la Biblia nos habla de que los milagros que Jesús hizo cuando paso por esta tierra; mayores serian los que ejecutaríamos en los tiempos postreros. Juan 14.12. Por favor plántese ahora la siguiente pregunta: ¿Cree usted que a Dios le interesa ponerle oro en la dentadura, más que restaurar su alma? ¿No ha considerado, que a Jesús le importa mas llenarlo del poder su gracia y su restauración, que ponerle polvitos de oro en las manos, o en los dientes?

Dios no necesita que declaremos cien veces no estoy enfermo, para poder ser sanos. Creer en Dios es la llave de la verdadera prosperidad. Contrario a lo que muchos piensan, poseer cosas materiales, no es crédito de prosperidad espiritual. En mi libro, hablo sobre la vida de David Livingstone. El misionero en mención, fue pobre materialmente hablando en su infancia. Durante su infancia tuvo que trabajar para ayudar a la economía del hogar; mas su familia estaba llena de la gracia redentora en Cristo Jesús. Me es de gran inspiración la biografía de este gran siervo de Dios.

“Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”. Lucas 12.15

No son los bienes, los que reflejan la bendición de Dios sobre una persona. Si usted tiene fe en Jesús, esa es en realidad la riqueza más grande que usted pueda poseer aquí en la tierra. Nada tiene más valor en esta vida, que ser hijos de Dios. Si Jesús ya le ha reconciliado con Su Padre, y así usted no tenga zapatos que ponerse; usted es más rico que el hombre más rico de su país. En mis oraciones, clamo a Jesús porque Su luz ilumine a su pueblo; y lo libre del engaño.

Quienes predican falsas doctrinas, hacen uso de la misma Biblia. Y si el pueblo de Dios no lee la Biblia, pues terminara no solo comiéndose todo lo que escucha; lo que es peor, lo digerirá y mas adelante también el enseñara esas falsas doctrinas. Alguna vez en su vida, se ha preguntado porque es tan difícil ganar para Cristo a un Testigo de Jehová. La respuesta, es que lo que aprendieron; lo digirieron tan bien, que después es difícil sacarlos de su error. Lea la palabra de Dios, desee un tiempo para estar a solas con Él. ¿Tiene preguntas bíblicas sin responder? Consúltelas con Dios leyendo la Biblia.

3. Dios es Dios de pactos, pata con Dios y Él te duplicara lo que tú le des.

Recuerdo haber tenido un pastor que nos decía a la congregación: __ ¿Aquí no hay ninguno, que haya recibido mas bendiciones que yo? Me han regalo dos camionetas, y Dios suple todo lo que me hace falta. Este pastor viajaba a USA, y los hermanos de acá, le bendijeron según las palabras y hechos de este pastor. Recuerdo como el rostro de todos se entristecía al oír estos comentarios. Este mismo pastor también dijo de si mismo: __Nadie cocina como yo. Nos daba a entender que nadie predicaba como el. Este tiempo fue crucial para mi vida espiritual. A medida que iba Dios desarrollando cada vez más su carácter en mi; Él me iba dando forma conforme a Su palabra, con bases en la sana doctrina. Jesús ha sido, y será por siempre mi ejemplo a seguir. Él me ha enseñado lo grande que es su amor, su gracia, y su perdón. También me ha capacitado en la sana doctrina, y a alejarme de aquellos que no se afinan a ella.

!Señor Jesús, te estaré en deuda mientras viva!

Las Escrituras, evidencian, la falsedad de esta falsa doctrina de la prosperidad. Ponga mucha atención, pues enseguida desglosare los puntos que ellos refutan para engañar aun a los escogidos:

“Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogido”. Marcos 13.22

Esta doctrina enseña el pactar con Dios

Dios es quien pacta con Su pueblo, no el pueblo con Dios

Os invito a que nos adentremos al Antiguo Testamento, y a la investigación que aplique en este tema. En primer lugar, dejemos claro el punto de la palabra pacto. Pacto según la Real Academia Española significa: Tratado, entre do o más partes, que se comprometen a cumplir lo estipulado.

Ahora veamos el significado de la palabra pacto, según el hebreo: ברית berít; pacto, prometer, convenir, alianza.

Otros utilizan el término voto. Esta terminología es menos aplicada, pues es menos entendible; y estos hombres inteligentes persuaden la mente que carece de conocimientos. Por ello utilizan más el término pacto.

1. Primer pacto que la Biblia nos refiere: Dios hace pacto con su siervo Noé

* Dios hizo pacto con Noé

“Mas estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo”. Génesis 6.18

La Biblia, nos muestra con claridad, un Dios que hace pacto con Su pueblo; nunca el pueblo hace pacto con Dios. Esto tiene mucho que ver con el carácter de Dios formado en sus líderes. El líder que se ha desviado de ruta, comienza a ver a Dios como alguien a quien el puede pedirle lo que sea, pues la Biblia dice, y muestra, que se puede venir a Él y Él responde. Una cosa es que Dios nos responda, y otra es perder la brújula. Dios es Dios, y el hombre jamás será igual a Dios. Dios dice así se hace, el líder ejecuta. No es el líder que le dice a Dios, déjame que te ayude porque tu tienes mucho que hacer. Así se comienza a caminar por un camino distinto a los Caminos de Dios. Los lideres espirituales, debemos mantenernos en línea, y bajo autoridad de quien nos creo. Para no correr el riesgo de desviarse del Camino, Dios nos dejo el mapa: la Biblia. Y la Biblia es la que registra a un Dios de pactos desde el iniciar de su creación, con su creación.

Dios pacto con Noé. Noé, no vino a Dios pidiendo le mantuviera al tanto de Sus planes. Dios se mostró a la vida de Noé y hace pacto con el. Dios le prometió a Noé que se salvaría el, y los suyos; esto obedeciendo antes las indicaciones de cómo serian los hechos. Noé construyo el arca en obediencia al mandato que Dios le indico hiciera, y Dios cumplió el pacto de salvarle a el y a los suyos. Formas que usted nunca vera que Dios pacte con usted:

* Pacta con Dios con bienes materiales, y Él te dará tres veces más de lo que tú le des.

* Dale a Dios todo cuanto tengas, y Dios te recompensara sin límite.

* Demuestre a Dios que usted se interesa por su obra, pacte con Dios aun de lo poco que tenga; que Dios hará ver su gloria sobre usted y su familia.

Recapitulo con un versículo ya mencionado:

“Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá”. Marcos 11.29

Dios no necesita de Su pueblo; nosotros somos los que necesitamos de Dios. Dios es el dueño del oro y la palta, no necesita pedirle préstamos a nadie: “Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos”. Hageo 2.8

Dios es único, su fidelidad a su pueblo es digna de ser imitada. Él bendice a su pueblo, lo gratifica, lo llena de sus misericordias, lo sostiene, le abriga según su necesidad; y no abusa de nosotros sus criaturas.

2. Segundo pacto que la Biblia nos refiere: Dios hace pacto con la humanidad y lo recordaría al ver el arco iris.

* Dios hizo pacto con la humanidad.

       “Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne. 16Estará el arco en las nubes, y lo veré, y me acordaré del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la tierra. 17Dijo, pues, Dios a Noé: Esta es la señal del pacto que he establecido entre mí y toda carne que está sobre la tierra”. Génesis 9.15-17

El pacto de Dios con la humanidad consistiría en no volver a destruir la tierra por medio de un diluvio. Las gentes, ignoraron el aviso por medio de Noé. Las consecuencias fueron, que solo Noé y su familia se salvaron. Una vez más, Dios pacto con un hombre llamado Noé, y con la humanidad; y hasta el día de hoy, no ha existido un diluvio que borre la faz de la tierra en su totalidad. Han existido desastres naturales, pero estos no son diluvios. Cada vez que Dios mira el arco iris se acuerda de su pacto de no destruir nunca más a la humanidad con diluvio. Dios cumple lo que promete.

3. Tercer pacto que la Biblia nos refiere: Dios hizo pacto con Abram, y ordeno Dios que todo varón debía ser circuncidado.

* Dios hizo pacto con Abraham

Entonces Abram se postró sobre su rostro, y Dios habló con él, diciendo: 4He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes. 5Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. 6Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti. 7Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti. 8Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos. 9Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones. 10Este es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y tu descendencia después de ti: Será circuncidado todo varón de entre vosotros. 11Circuncidaréis, pues, la carne de vuestro prepucio, y será por señal del pacto entre mí y vosotros”. Génesis 17.3-11

El pacto abrahámico, consistió en la voluntad de Dios, al hacer de Abram, padre de muchedumbres. El pacto tomaría forma al cambiarle el nombre de Abram a Abraham; pues pasaría hace padre de la fe para todas las naciones, de generación en generación. De allí que nos llamemos hijos de Abraham.

“Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham. 8Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones. 9De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham”. Gálatas 3.7-9

El pacto consistió en que todo nacido varón, debería ser circuncidado a los ocho días de haber nacido. Una vez más, observamos como Dios hace pacto con su pueblo, con el fin de bendecirlo en algo. Dios no pide que nosotros hagamos pacto con el; Él es quien hace pacto con su pueblo. Dios conoce la condición humana, Él sabe que somos débiles. Dios no demanda pactos de hombres; pues el hombre no esta para ejercer autoridad sobre Dios al pedirle cualquier cosa. Dios nos bendigo por medio de Abraham, el padre de la fe; mas no refiere la Biblia, que las posesiones, o riquezas que poseía Abraham pasaríamos a tenerlas la humanidad. De ser así, no existiría la pobreza en África, Partes de México, entre otros. Y estoy hablado de los hijos de Abraham por la fe en los países en mención. La Biblia no refiere en ningún versículo bíblicos, que la riquezas de Abraham serian nuestras. La Biblia nos dice que seriamos bendecidos en Abraham; y mayor bendición que ser hijos de Dios no existe. La Biblia expone que seriamos bendecidos en la fe, en el creyente Abraham. Y la fe de Abraham era su fe en Cristo Jesús:

* La preexistencia de Cristo, mucho antes de que Abraham fuese

“Respondieron entonces los judíos, y le dijeron: ¿No decimos bien nosotros, que tú eres samaritano, y que tienes demonio? 49Respondió Jesús: Yo no tengo demonio, antes honro a mi Padre; y vosotros me deshonráis. 50Pero yo no busco mi gloria; hay quien la busca, y juzga. 51De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte. 52Entonces los judíos le dijeron: Ahora conocemos que tienes demonio. Abraham murió, y los profetas; y tú dices: El que guarda mi palabra, nunca sufrirá muerte. 53¿Eres tú acaso mayor que nuestro padre Abraham, el cual murió? ¡Y los profetas murieron! ¿Quién te haces a ti mismo? 54Respondió Jesús: Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es; mi Padre es el que me glorifica, el que vosotros decís que es vuestro Dios. 55Pero vosotros no le conocéis; mas yo le conozco, y si dijere que no le conozco, sería mentiroso como vosotros; pero le conozco, y guardo su palabra. 56Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó. 57Entonces le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham? 58Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy. 59Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por en medio de ellos, se fue”. Juan 8.47-59

La fe de Abraham fue la herencia que Jesús quiso heredarnos, no las riquezas materiales que este gran siervo Dios poseyó. Contrario a lo que se predica sobre esta doctrina de la prosperidad; no son las riquezas materiales las que enriquecen la vida de una persona; sino la herencia eterna que nos aguarda en Cristo Jesús. Dicha herencia tiene su comienzo en la fe; pues para acercarnos a Dios debemos creer en Él. Heb. 11.6 Tengamos presente que Dios en sus tres personas, desde la caída del hombre; desde ese día planearon la forma en salvar a la humanidad. Contrario a lo que muchos predican sobre esta doctrina: Dios tenía claro todas las cosas desde el principio de su creación terrenal y humana; pero el hombre desobedeció a Dios, y allí empezó su calvario. ¿Cómo habría Dios en sus tres personas, buscar la forma de trabajar para llegar al corazón del hombre? La respuesta era en sembrar la semilla de la fe. Entonces Dios pensó en su siervo, su fiel creyente Abram.

“Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó. 57Entonces le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham? 58Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy”. Juan 8.56-58.

Abraham, tuvo que haber sido un creyente muy fiel, un hombre que espero en un Cristo no revelado aun a la humanidad. Las Escrituras declaran, por la misma boca de Jesús; de cómo Abraham lo había visto, y hasta se había gozado en Él. ¿En que forma pudo Abraham haber visto a Jesús, si este aun no tomaba forma de siervo revelado a los hombres? Abraham lo vio y se gozo por fe. Abraham lo vio en sentido espiritual. Para cuando Jesús decide revelarse a la humanidad tomando forma de siervo; Abraham ya había abandonado esta tierra mucho tiempo atrás. Abraham lo vio, lo vivió, lo predico, y lo gozo; por fe.

Abraham fue un hombre rico, pero no fueron sus riquezas lo que Dios quiso que heredásemos de el. Dios quiso que las naciones, los pueblos, y cada creyente en Él; recibiera por heredad la semilla de la fe, por medio de nuestro padre Abraham. Mas adelante observamos como Dios siguió haciendo pactos con su pueblo.

4. Cuarto pacto que la Biblia nos refiere: Dios extiende las tablas de la ley.

* Las tablas de la ley

“Dijo Jehová a Moisés: Sube ante Jehová, tú, y Aarón, Nadab, y Abiú, y  setenta de los ancianos de Israel; y os inclinaréis desde lejos. 2Pero Moisés solo se acercará a Jehová; y ellos no se acerquen, ni suba el pueblo con él. 3Y Moisés vino y contó al pueblo todas las palabras de Jehová, y todas las leyes; y todo el pueblo respondió a una voz, y dijo: Haremos todas las palabras que Jehová ha dicho. 4Y Moisés escribió todas las palabras de Jehová, y levantándose de mañana edificó un altar al pie del monte, y doce columnas, según las doce tribus de Israel. 5Y envió jóvenes de los hijos de Israel, los cuales ofrecieron holocaustos y becerros como sacrificios de paz a Jehová. 6Y Moisés tomó la mitad de la sangre, y la puso en tazones, y esparció la otra mitad de la sangre sobre el altar. 7Y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo, el cual dijo: Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho, y obedeceremos. 8Entonces Moisés tomó la sangre y roció sobre el pueblo, y dijo: He aquí la sangre del pacto que Jehová ha hecho con vosotros sobre todas estas cosas. 9Y subieron Moisés y Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; 10y vieron al Dios de Israel; y había debajo de sus pies como un embaldosado de zafiro, semejante al cielo cuando está sereno. 11Mas no extendió su mano sobre los príncipes de los hijos de Israel; y vieron a Dios, y comieron y bebieron. 12Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles. 13Y se levantó Moisés con Josué su servidor, y Moisés subió al monte de Dios. 14Y dijo a los ancianos: Esperadnos aquí hasta que volvamos a vosotros; y he aquí Aarón y Hur están con vosotros; el que tuviere asuntos, acuda a ellos. 15Entonces Moisés subió al monte, y una nube cubrió el monte. 16Y la gloria de Jehová reposó sobre el monte Sinaí, y la nube lo cubrió por seis días; y al séptimo día llamó a Moisés de en medio de la nube. 17Y la apariencia de la gloria de Jehová era como un fuego abrasador en la cumbre del monte, a los ojos de los hijos de Israel. 18Y entró Moisés en medio de la nube, y subió al monte; y estuvo Moisés en el monte cuarenta días y cuarenta noches.”. Éxodo 24.1-18

Moisés bajo y hablo con el pueblo, sobre los preceptos y las leyes de Dios; y obteniendo el consentimiento de los israelitas, ratifica el pacto por medio de un sacrificio. Dios le ordena que vuelva a subir al monte, esta vez con Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel. Dios se manifestó en gloriosa presencia. Moisés sube solo hasta la cima, y el resto descienden al pueblo. Moisés permaneció cuarenta días y sus noches. El sacrificio consintió en derramar la sangre que dividió en dos partes:

•Una parte de la sangre fue rociada sobre el altar, en donde se leyó el contenido del libro, el pacto que Dios ordeno
•Una parte mas de la sangre fue esparcida sobre el pueblo, esto en señal del pacto que Dios había hecho con ellos
Dios es quien determina lo que habremos de hacer, ha donde debemos ir, y donde debemos parar. El hombre no tiene facultad alguna sobre la soberanía de Dios. Moisés obedeció a Dios tal y como Dios le ordeno hacer. Dios hizo pacto, el pueblo obedeció. La sangre derramada sobre el pueblo, seguramente se hizo así; dado que si derramamiento de sangre no se podía obtener perdón de pecados. Al derramar la sangre sobre el pueblo; sus pecados eran perdonados, confirmando así el pacto sobre ellos:

“Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión”. Hebreos 9.22

Para recibir perdón por los pecados, era necesario derramar sangre; según la ley. Por medio de sacrificios de animales, se ofrecía el animal en lugar de la persona; y la sangre del animal era rociada sobre el altar. De esta manera los pecados eran redimidos por Dios. Redimir significa; rescatar o sacar de esclavitud al cautivo mediante un precio. En este caso, significaba la restauración de una persona, en liberación por sus pecados.

5. Quinto pacto importante que la Biblia nos refiere: El día de reposo.

* Dios ordena guardar el día de reposo

“Habló además Jehová a Moisés, diciendo: 13Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. 14Así que guardaréis el día de reposo, porque santo es a vosotros; el que lo profanare, de cierto morirá; porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella persona será cortada de en medio de su pueblo. 15Seis días se trabajará, mas el día séptimo es día de reposo consagrado a Jehová; cualquiera que trabaje en el día de reposo, ciertamente morirá. 16Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. 17Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó”. Éxodo 31.11-17

Dios ordena, que todos hagamos pacto con Él, al consagrar el día sábado como día de reposo. Todos, debemos tender sumo amor y respeto por este pacto no abolido por el hombre. ¿Por qué digo no abolido? Porque las Escrituras reflejan que este pacto, es una ordenanza perpetúa al dedicar este día para buscar el rostro de Dios. Una vez mas, observamos como Dios ejerce autoridad, o decreta los pactos. Él ordena, su pueblo ejecuta sus órdenes.

No quiero salirme del tema de la prosperidad; de paso solo hago mención sobre el día de reposo: sábado o domingo. Nací en un hogar cristiano. Desde mi infancia he guardado el domingo como el día de buscar el rostro del Señor. Llego el día que le pregunte a Dios: tu palabra dice que debe ser el sábado el día que se ha de guardar para consagrarlo a ti; pero los cristiano seguimos la costumbre de los apostoles;de guardar el domingo, el primer día de la semana para buscar tu rostro. Esto porque usted nos dio vida, al resucitar el primer día de la semana. Le pregunte a Dios: ¿Pecamos aquellos que hemos cambiado el sábado por el domingo? ¿Será que tu no estas entre aquellos que te buscamos los domingos? Él me respondió con estos versículos bíblicos; y por supuesto llevándome ha escudriñar en la Biblia, sobre el tema en mención. El tema es largo, pero estos versículos fueron el eje central del guardar el sábado o el domingo; aclarando mí duda aportándome libertad en Cristo Jesús.

“Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían, restregándolas con las manos. 2Y algunos de los fariseos les dijeron: ¿Por qué hacéis lo que no es lícito hacer en los días de reposo? 3Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Ni aun esto habéis leído, lo que hizo David cuando tuvo hambre él, y los que con él estaban; 4cómo entró en la casa de Dios, y tomó los panes de la proposición, de los cuales no es lícito comer sino sólo a los sacerdotes, y comió, y dio también a los que estaban con él? 5Y les decía: El Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo”. Lucas 6.1-5

Dios llevaba tiempo tratando con su pueblo, los fariseos, trataban de encontrar alguna falta en Jesús. Jesús con hechos les demostró que era más importante el amor y la misericordia manifestada; que la hipocresía que salía de sus labios. Jesús se llamo a si mismo: Dueño, aun del día de reposo. Agrada a Dios, aquel que busca su rostro en sábado; como aquel que busca su rostro en domingo. Jesús dijo: __Y si supieseis qué significa; Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes; 8porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo. Mateo 12.7-8

Antes de mencionar el siguiente pacto, mencionare el voto de Jacob con Dios.

“Y se levantó Jacob de mañana, y tomó la piedra que había puesto de cabecera, y la alzó por señal, y derramó aceite encima de ella. 19Y llamó el nombre de aquel lugar Bet-el, aunque Luz era el nombre de la ciudad primero. 20E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, 21y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. 22Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti”. Génesis 28. 18-22

La palabra voto según la Real Academia Española significa:

•Ofrenda dedicada a Dios, por un beneficio recibido.
•Ofrenda dedicada a Dios, para obtener determinada gracia.
La palabra gracia significa: don que se hace, o se da, sin merecimiento.

La palabra voto del hebreo significa: nedér הצבעה promesa, prometer, deseo, hacer.

Pacto, no es lo mismo que voto. Un pacto es un acuerdo entre dos personas, y todo pacto viene de Dios para con el hombre. La Biblia también refiere pactos entre personas, pero nunca con el fin de estafar a nadie.

Hacer voto con Dios, es venir ante su presencia y prometer algo, a cambio de algo. Jacob por ejemplo, voto, no pacto con Dios; pidiéndole le guardara en su camino. Jacob a trabes de un voto, es decir una promesa; se comprometió a darle a Dios la décima parte de todo lo que recibiere. Dios no le pido a Jacob hacer voto con Él. Jacob prometió a Dios darle de lo recibido, si Dios le respondía. Dios no cuido de Jacob por lo que el le prometio. Dios respondió a Jacob porque grandemente es benévolo nuestro Dios; no por lo que Jacob le prometió. Léase de Génesis capitulo 28 al 33, para una mejor comprensión de este punto.

6. Sexto pacto importante que la Biblia nos refiere; es el pacto de Dios con los levitas.

* Los levitas serian de Dios

“Haz que se acerque la tribu de Leví, y hazla estar delante del sacerdote Aarón, para que le sirvan, 7y desempeñen el encargo de él, y el encargo de toda la congregación delante del tabernáculo de reunión para servir en el ministerio del tabernáculo; 8y guarden todos los utensilios del tabernáculo de reunión, y todo lo encargado a ellos por los hijos de Israel, y ministren en el servicio del tabernáculo. 9Y darás los levitas a Aarón y a sus hijos; le son enteramente dados de entre los hijos de Israel. 10Y constituirás a Aarón y a sus hijos para que ejerzan su sacerdocio; y el extraño que se acercare, morirá. 11Habló además Jehová a Moisés, diciendo: 12He aquí, yo he tomado a los levitas de entre los hijos de Israel en lugar de todos los primogénitos, los primeros nacidos entre los hijos de Israel; serán, pues, míos los levitas. 13Porque mío es todo primogénito; desde el día en que yo hice morir a todos los primogénitos en la tierra de Egipto, santifiqué para mí a todos los primogénitos en Israel, así de hombres como de animales; míos serán. Yo Jehová”. Números 3.6-13

El trabajo del tabernáculo era realizado por levitas. Los levitas no ejercían el mismo trabajo que los sacerdotes. Las responsabilidades eran distintas para ambos. Un levita que no fuera descendiente de Aarón no estaba autorizado a realizar trabajo sacerdotal.

Favor de leer el capitulo 4 del libro de Números, este capitulo habla de las responsabilidades de los levitas en el tabernáculo. Los levitas se encargaban de distintos trabajos:

Este capítulo detalla la edad de los levitas, estas eran de 30 y 50 años, al servicio del tabernáculo. Las tareas de los hijos de Coat consistían dentro del tabernáculo y no se especifican v. 4

Los hijos de Gersón y de Merari se ocuparán de la cubierta y las piezas de la estructura del tabernáculo.
4.4-20 El oficio de los hijos de Coat: La mayor parte de las instrucciones tratan de los preparativos por Aarón y sus descendientes de los objetos que debían transportar los hijos de Coat.

4.21-28 El servicio de los hijos de Gersón: Las cubiertas exteriores son colocadas por éstos bajo la dirección de Itamar, el hijo de Aarón.

4.29-33 El servicio de los hijos de Merari: Debían ocuparse de los elementos estructurales del santuario y eran vigilados por Itamar, el hijo de Aarón.

Los levitas eran sostenidos por los diezmos de los Israelitas:

Los levitas ejercerían su ministerio solo hasta la edad de cincuenta años. Después de esa edad no ejercerían más su ministerio: Servirán con sus hermanos en el tabernáculo de reunión, para hacer la guardia, pero no servirán en el ministerio. Así harás con los levitas en cuanto a su ministerio”. Números 8.26

“Así ofreceréis también vosotros ofrenda a Jehová de todos vuestros diezmos que recibáis de los hijos de Israel; y daréis de ellos la ofrenda de Jehová al sacerdote Aarón”. Números 18.28

En Números 18.25-32: Moisés habla sobre la distribución de los diezmos recibidos por los levitas. Ellos debían a su vez diezmar de lo recibido, y entonces podían utilizar el resto libremente para su sustento. Después de tomar el diezmo de los diezmos, la ofrenda perdía su carácter sagrado y podía ser empleada para satisfacer las necesidades de la vida diaria.

El pacto de los levitas, fue un acuerdo mas, una ordenanza más de Dios para con su pueblo. Observemos como no se trata de que sea Dios quien le pida a la gente que pacte con Él, y luego entonces ver respuesta a su necesidad. Dios es un Dios de pactos; pero Dios no abusa de nadie. Dios es amor, es perdón, es paz, y es bendición en todos los sentidos.

7. Séptimo pacto importante que la Biblia nos refiere: Dios hace planes de venir a la tierra.

* Dios hace planes para rescatar a la humanidad

“Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino. 13El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino. 14Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres; 15pero mi misericordia no se apartará de él como la aparté de Saúl, al cual quité de delante de ti. 16Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente”. 2 Samuel 7.12-16; Leer del 12-28

Dios promete a David que su reino seria eterno. Para este entonces, ya Dios había intentado hacer recapacitar a Su pueblo de su pecado una y otras vez. El A.T. nos refiere como reyes, jueces, y sacerdotes, habían gobernado sobre esta tierra; y el pueblo seguía sin entender los preceptos de Dios. Fue así que Dios promete a David; que después de el vendría un reino Inquebrantable; he insustituible. Del linaje de David saldría el Salvador de las naciones.

Una vez mas observamos a la luz de las Escrituras; como Dios no le pido a David dame esto, o aquello; para yo mandar la salvación que el mundo. Si observamos las Escrituras, llego un momento en que Dios en sus tres personas dicen: ¡No hay de otra, si no voy, mi creación perecerá por la eternidad! La trinidad dijo: los amo demasiado, tanto los amo, que iré a tierra tomando forma de siervo; mas regresare a reinar junto a ti mi Padre.

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”. Filipenses 2. 5-11

Y llego el día que Dios hace cumplir su palabra, enviado a su Hijo a morir por una humanidad en pecado; que de no haber venido Jesús a morir en la Cruz, este mundo no albergaría ninguna esperanza de Salvación.

Este estudio sobre la falsa doctrina de la prosperidad, la concluyo con el pacto mas importante para la humanidad: Jesús un pacto Inquebrantable.

8. Octavo pacto importante que la Biblia nos refiere: La redención del hombre, por medio del sacrificio de Cristo en la cruz del calvario.

* Dios envía a su hijo

“He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. 32No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. 33Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo”. Jeremías 31. 31-3

Hago mención del libro del Jeremías, respecto al plan de como Dios tuvo que tomar forma de hombre, (Jesucristo Hombre, Ti. 2.5) al planear el rescate de la humanidad. Los planes de Dios desde el principio de la creación eran distintos, pero el pecado entro en el hombre; y solo por un hombre podía ser abolido ese pecado. Fue así que la trinidad pensó, voy, iré, es lo mismo; y salvare a la humanidad del pecado que lo condena por toda una eternidad.

“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. 13Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado. 14No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir. 15Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo. 16Y con el don no sucede como en el caso de aquel uno que pecó; porque ciertamente el juicio vino a causa de un solo pecado para condenación, pero el don vino a causa de muchas transgresiones para justificación. 17Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia. 18Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. 19Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos. 20Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia; 21para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro”. Romanos 5.11-21

El nuevo pacto que Dios hizo una vez mas a favor de su pueblo; consistió en venir y dar su vida en rescate por muchos. No hay base bíblica que avale pactar con Dios; porque Dios pida dinero o cosas materiales para respondernos en alguna necesidad. Apreciemos, valoremos el sacrificio de Jesús en la Cruz del Calvario, no minimicemos su poder creyendo en doctrinas no bíblicas. Si hay alguna necesidad delante de Dios esta debe ser puesta en oración. Creamos en las promesas de Jesús, y en su palabra. Si Jesús ya murió para darnos vida y vida en abundancia; conformémonos con la sana doctrina. No busquemos más allá de lo que Él ya nos ha dejado revelado en las Escrituras. La doctrina de la prosperidad, a cobrado gran auge gracias a la manipulación de muchos lideres religiosos que lo que buscan es satisfacer sus propias viandas; y el pueblo de Dios es el victima engañado. Insisto una y otra vez: leamos las Escrituras, pues ella darían testimonio de mí; dijo Jesús. Juan 5.39.

Dios ordena, Él decide, Él demanda, Él se manifiesta, Él responde; el pueblo solo debe apegarse a la palabra de Dios. A la sana doctrina. El profeta Jeremías dijo: “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”. Jeremías 29.11

Dios conoce de que cosas tenemos necesidad. Dios no abusa de su pueblo, no lo estafa. Abre tus ojos iglesia, no te dejes engañar. Dios no necesita de ti, tú necesitas de Dios.

Cierto día le llame a mi hermana en la carne para ver como estaba; ella me hablo que estaba muy contenta porque estaba haciendo algo por la obra de Dios. A lo cual yo le respondí muy bien mi hermana. ¿Le pregunte que tienes de nuevo? Ella me respondió: __ Fíjate que estoy enviando $1,000 pesos mexicanos cada mes a la cadena enlace. Le pregunte: __ ¿Cuánto tiempo llevas haciendo esto? Ella respondió ni me acuerdo. Le dije ni un centavo mas mandaras a esa cadena de televisión. Quieres apoyar la obra de Dios, siembra en buena tierra. Infórmate en donde hay misioneros, y ponte en contacto; y allí siembra para la obra de Dios. Desde ese día mi hermana no volvió a mandar dinero a esa cadena televisiva, y dejo de verla también.

Una ocasión, conocí a una pareja cristiana, que estaban esperando un milagro departe de Dios. Ellos pactaron con Dios siendo influenciados por un ministerio de aquí de Dallas TX. La hermana me dijo: __ No tenemos dinero hermana, pero con esfuerzo y quedándonos sin nada; pactamos con $1,000 Dollares. Tenemos la seguridad de que Dios nos va a responder. Yo le respondí: __ Jesús les ama mi hermana, leen la Biblia todo cuanto puedan.

“Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos”. Mateo 24.24

La Iglesia de Jesucristo esta en sus tiempos mas drásticos. La apostasía era algo que se palpaba en otras épocas, o tiempos pasados, siempre ha existido; pero la apostasía se ha venido a sentar, y en algunos casos a entronarse en la casa del Señor. Abramos nuestros oídos Iglesia de Cristo, huyamos de las falsas doctrinas. Apeguémonos a la sana doctrina. La Biblia nos pone alertas sobre los que engañan, y engañarían a la iglesia del Señor. Abramos los ojos, la Biblia es el colirio que quita toda catarata espiritual; que nos obstruye ver y entender con claridad los propósitos de Dios para nuestras vidas. No nos dejemos ser parte de la lista de engañadores, y falsos ministros que sin temor de Dios hacen tanto daño a la iglesia del Señor. Tengamos temor de Dios Iglesia de Cristo. Hoy en día, muchos son los falsos profetas, y apóstoles que se han levantado con poder (no de Dios), para engañar a muchos, y entre estos aun a los escogidos. Agarrémonos de la mano de Dios, vivamos por Jesús, y si hemos de pagar un precio por ser fieles a Jesús; el precio que paguemos no se compara con el precio que Jesús pago injustamente por nosotros.

“De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama”. Lucas 22.20

Palabras de Jesús, que os aguardan, los que esperamos y anhelamos su venida: “Pero vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis pruebas. 29Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí, 30para que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino, y os sentéis en tronos juzgando a las doce tribus de Israel”. Lucas 22.28-30

Ven Señor Jesús, os de conforme a su voluntad. No merecemos nada, deseamos su vendida. Ilumine el entendimiento de cada uno de sus discípulos Jesús, que su Gloria nos sea manifiesta. Dennos amado Jesús las fuerzas para serle fieles hasta el último aliento de vida.

9. Noveno pacto: Jesús promete volver.

* Se fiel a hasta la muerte

“También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo”. Juan 16.22

Jesús les aviso a sus discípulos de su partida; pero también les hablo de su regreso. Jesús conociéndolo todo, estaba al tanto de la tristeza de sus discípulos; pero ellos recibieron una palabra de esperanza: Jesús regresaría de nuevo. Las Escrituras nos muestran a un Dios que hace pacto con su pueblo, los que son suyos; y hemos podido constatar por medio de las Escrituras que Él cumple lo que promete. Jesús prometió regresar, y muchos esperamos su segundo y ultimo regreso. Nos encontraremos con Jesús, para reinar junto a Él por toda una eternidad. Mas, así como Jesús tuvo que pagar un precio; de la misma forma cada uno de sus seguidores habremos de pagar algún precio. Los discípulos de Jesús, hombre fieles, que según las Escrituras la iglesia primitiva los llamo apóstoles. Ellos estuvieron dispuestos a dar su vida en sacrificio vivo por amor a la obra de Cristo. Los discípulos pagaron con precio caro, defendieron la fe, es decir el Evangelio de Cristo y la sana doctrina, viniera lo que viniera.

“Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman”. Santiago 1.12

Quienes predican la doctrina de la prosperidad, y otras falsas doctrinas, no soportaron la tentación de la avaricia, y la fama. Estos llamados siervos de Dios, dejan a Jesús dentro de sus oficinas con llave; mientras ellos predican fabulas a la Iglesia de Cristo. Cuando regresan a sus oficinas, leen la Biblia, saben muy bien lo que están haciendo; El Espíritu Santo ya no esta mas en ellos. Miles, y miles, son los que los escuchan y creen en sus fabulas predicaciones. Muchos de ellos han visto con sus propios ojos los tremendos errores de estos siervos, y aun así siguen creyendo en ellos. La apostasía esta haciendo su obra como nunca antes en la iglesia; y los siervos de Dios debemos sentir la necesidad, de declarar la verdad ante aquellos que le pertenecen a Jesús.

Iglesia de Cristo, apégate a la sana doctrina. Sirve a Jesús por amor a Su obra. Jesús dio su vida por la iglesia; demos nosotros ahora todo por Jesús. Siervo de Dios, creyente en Jesús: si te has apegado a una falsa doctrina, sal de ella; mientras tengas vidas tienes tiempo de salir de ella, o de ellas. Huye de las llamadas redes apostólicas, pues ni cuenta te darás; cuando ya estés bien adentro. Cuida del rebaño del Señor, vela por la almas de Cristo. Teme a Dios iglesia del Señor.

Referencias bíblicas:

1. Reina Valera, Revisión 1960.
2. Concordancia Exhaustiva, James Strong.
3. Diccionario de la Real Academia Española
4. Comentario Bíblico Matthew Henry

Usted puede hacer copias de todo el material que hay en esta página para distribuirlo; solo por favor indique su autoria. Dios le bendiga.

Lourdes Rangel Ministries

Al Servicio de Jesús y Su Obra

Diciembre del 2011

The Colony, TX.

5 comentarios

  1. lourdes dice:

    Hilda Nelida Rey dice: Abril 30, 2011 a las 2:17 pm

    Doy gracias a mi Señor Jesús por haber descubierto este sitio. ante tanto cristiano hablando de pacto decidí investigar y dios los puso en mi camino!!!para su Gloria y Honra!!!Gracias Lourdes por que has traído luz a mis interrogantes.Dios siga bendiciendo grandemente tu vida!!!!Hilda

  2. lourdes dice:

    Lourdes Rangel respondio: Abril 30, 2011 a las 4:11 pm

    Amada hermana en la fe de nuestro Señor Jesucristo. Me gozo al darme cuenta que este sitio Web, ha sido de bendición para su vida. Así como para usted a sido de bendición; para otros es rechazado. ¿Por qué rechazado? Porque mi predica esta basada en la sana doctrina. La sana doctrina, es amada, predicada, y defendida; por el remanente que desea encontrarse con su Creador. Jesús de Nazaret.

    Le invito, para que invite a otros, a visitar nuestra pagina Web. Fue un placer leer sus palabras. Un consejo: no se deje engañar por falsas doctrinas. Lea la Biblia, tanto como le sea posible; ella es la luz de nuestros pasos. Dios le siga bendiciendo.

    Usted es parte del remanente que aguarda la venida del Señor. Bendiciones.

    Lourdes Rangel Ministries
    The Colony, TX

  3. lourdes dice:

    Carlos Martinez dice: Octubre 28, 2011 a las 5:42 pm

    Gracias por esta enceñanza hermanos y Pastores, para mi es de mucha edificación. Yo tambien, al igual que otra persona que aparece en los comentarios, tengo una cuñada que practica algunos aspectos de las falsas doctrinas y por esa razón me vi motivado a buscar informacion al respecto y, gloria a Dios, me encontre con este sitio en la web. Muchas gracias y bendiciones!

  4. lourdes dice:

    Lourdes Rangel dice: Octubre 30, 2011 a las 12:58 pm

    Carlos Martínez,

    Gracias por sus palabras. Le animamos a que no deje el camino del Señor. Cada persona elige en esta vida, buscar de Dios o no buscarle. Usted ya ha elegido buscar el rostro del Señor Jesús; siga como va. Congréguese en una iglesia donde se predique la sana doctrina. Enamórese de Jesús, hasta que El sea su amor mas grande he importante. Después de anclase bien en Jesús, que sea su familia su prioridad. Dios debe ser el primero en su vida. Después de Dios su esposa he hijos si es casado. Después sus familiares, etc. Le felicito por seguir los pasos del Maestro. Jesús le bendiga.

    Sobre su otro comentario, no creo que le conozcamos mi esposo y su servidora; hace tiempo que vivimos acá en USA. Pero ahora le conocemos como parte de la familia de Cristo. Gracias por visitar nuestro sitio Web, esperamos sea de bendición para su vida y la de los suyos. Dios le bendiga grandemente.

    Pedro & Lourdes Rangel

  5. lourdes dice:

    A quien corresponda:

    Amados hermanos en Cristo. Esta pagina tuve que volver a elaborarla por un error técnico. Lamentablemente se perdieron algunos comentarios que se habían dejado sobre este tema. Los comentarios que se borraron eran a favor de este tema. Lo lamento mucho, y agradezco la colaboración de quienes escribieron dejando su comentario. Si usted entra de nuevo a este sitio Web, y observa que no esta su comentario, reciba disculpas de mi parte. Su servidora,

    Lourdes Rangel Ministries
    The Colony, TX.

Deja un comentario