Apologética

.
..

.Temas apologéticos mas abajo:

Para seleccionar un tema, de clic en los siguientes links

1. La Doctrina de la Prosperidad

2. !Huye de los pseudo Predicadores! 

3. Primera parte de: Sana Doctrina

4. Segunda parte de: Sana Doctrina 

5. Tercera parte de: Sana Doctrina

 

2 comentarios

  1. juan dice:

    Es sobre la Prosperidad, mi Preguntas. ¿sera que tenemos un Dios de Amor pero pobre? o sera que tenemos un Dios Rico, pero mesquino”?. por lo que el dise Dios,en su palabra. O como el dise que el Oro y la plata,es para sus Hijos,???.por que hay dotrinas de que jesus era pobresito,?????donde esta el Dios dueño del cielo y la tirra y de todas las cosas????.

  2. lourdes dice:

    Juan,

    Respondo bíblicamente a su comentario:

    1. ¿Dios es Pobre?

    Respuesta: No. Dios, no es un Dios pobre.

    Hageo 2.8: “Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos”.

    2. ¿Dios suple las necesidades?

    Respuesta: Si. No importa las circunstancias, Dios siempre esta al cuidado de su pueblo.

    3. ¿Es Dios dueño del oro, plata, creación, o todo cuanto en el mundo existe?

    Respuesta: Si. Dios es dueño de todo lo que hay arriba en los cielos, y en la tierra.

    Sal. 24. 1: “De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan”.

    Dios no es malo, ni mezquino. Dios es amor, misericordia, y de redención para los que en El creen. Dios tiene cuidado de las distintas necesidades de cada persona. El genuino creyente en Jesús; no tiene sus ojos puestos en el dinero. El dinero es necesario para comprar; pero no sirve para sanar el alma necesitada de una palabra de fe, esperanza y amor. El dinero solo aporta bienes materiales. Jesús en cambio, suple todo tipo de necesidad.

    En mi propia experiencia he podido constatar, que joven fui, y he madurado; y fui huérfana de padre desde muy pequeña. Mi padre me dejo la mejor herencia que pude haber recibido: Jesús de Nazaret. Nunca he tenido que mendigar un plato de comida y un techo donde vivir. ¿A quien se lo debo? A mi inteligencia, no. Se lo debo a Jesús, quien ha suplido todas mis necesidades en mi vida. No tengo ni oro, ni plata, como dijo Pedro. Pero si tengo lo que el hombre no puede comprar con Dinero: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, fe, mansedumbre y templanza. Todo radica en: Jesús mi todo. Dios le bendiga.

    Salmos 37.25: “Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan”.

    Lourdes Rangel Ministries
    The Colony, TX.