Segunda parte de: El Reino de Dios

.

Segunda parte

EL REINO DE DIOS

.

B. ¿Quiénes forman parte del Reino de Dios?

2. ¿Quines heredaran el Reino de Dios?
.
B. ¿Quiénes forman parte del Reino de Dios?
.
1. Sin arrepentimiento no hay salvación; por ende tampoco el Reino de Dios.
.
      “Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el Reino de los cielos se ha acercado.” Mateo 4:17.
.
……Al comenzar Jesús su ministerio, desde entonces, el empezó a predicar la importancia del arrepentimiento; diciéndoles que el Reino de Dios ya se había acercado. Al estar Jesús entre sus seguidores, el Reino estaba entre ellos. Al resucitar Jesús, es decir acender a los cielos, el Reino de Dios sigue entre los suyos, Lc. 17:21. Es importante mencionar, como Jesús hizo hincapié en el arrepentimiento. Quienes desvirtúan este punto, sobre el arrepentimiento; sencillamente es porque no han experimentado un genuino arrepentimiento en sus vidas. El predicador Myles Munroe, cambia el concepto del arrepentimiento, dejando la enseñanza de que lo que Dios pide es un cambio de mentalidad solamente. Pregunta: ¿En que parte de la Biblia dice que lo que Dios pide, no es arrepentimiento, sino solo cambiar de pensar? Por el contrario, la Biblia nos muestra, que Jesús mismo, inicio su ministerio proclamando su Reino, y enseñando sobre el arrepentimiento. Tal debió haber sido Su enseñanza, y doctrina sobre el arrepentimiento; que más adelante vemos a Pedro predicando y diciendo lo que aprendió de su maestro:
.
      “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” Hechos 2:38.
.
……El arrepentirse de los pecados, es el primer paso hacia nuestra salvación redentora en Cristo Jesús. No puede haber perdón de pecados, sin que antes haya habido un genuino arrepentimiento de los pecados personales. El arrepentirse es clave para poder ser parte del reino de Dios. Nuestro Rey de reyes, es santo, y demanda que sus seguidores también lo seamos. ¿De que debemos arrepentirnos? ¡De todo pecado contra Dios!  Quien niega la doctrina del arrepentimiento, peca contra Dios mismo; pues Jesús mismo enseño sobre la necesidad de arrepentirnos de nuestros pecados.
.
……“Sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento.” Hechos 26:20.
.
……Mire usted: haciendo obras dignas de arrepentimiento. Un pecador no puede venir ante Dios con la escusa barata diciendo: ¡Yo cambie mi manera de pensar, eso me enseñaron, aunque seguí en mis debilidades pues soy humano! Jesús respondería quizá, de la siguiente manera: si te hubieras arrepentido de corazón, mi Espíritu te hubiera ayudado en tus debilidades, y te hubiera guiado por mi Camino; pero como solo cambiaste de manera de pensar, sin arrepentirte de tus pecados, ahora tus pecados te han consumido, y te has quedado atrás. Cercano esta esto de pasar. Estos son tiempos finales, y debemos apegarnos a Dios con reverencia, amor, y temor a Él.
.
…… Arrepentirse es clave, es vital, es necesario, es sabio, es una actitud de humillación ante Dios quien así procede. Por el contrario, quien no enseña sobre el arrepentimiento, es porque el, o ella, no se han arrepentido de todo corazón de sus pecados. Cuando hay un genuino arrepentimiento, siempre abra un pecador quebrantado. Un espíritu rebelde a Dios, se cree dios, y no agra a Dios quien así procede. Por lo tanto, sin haberse suscitado un genuino arrepentimiento, no hay salvación, y por ende la vida eterna. El Reino de Dios esta entre nosotros, los redimidos por la sangre de Jesús. Sin embargo, sin un previo arrepentimiento a la salvación; no se habita dentro del Reino de Jesucristo.
.
……Dios usa a sus siervos y siervas sin ver su capacidad; pues no esta el Reino de Dios en la influencia, capacidad, o palabras del hombre; sino en la poderosa palabra de Dios. Todo genuino siervo de Dios, predica el arrepentimiento; quien predica lo contrario se refiere a otro reino distinto al Reino de Jesús de Nazaret.
.
2. Sin arrepentimiento no hay regeneración
.
      Tito 3. 5: “Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo.”
..
……Observe por favor, los puntos claros y específicos que menciona este versículo:
.
* Salvos no por obra de justicia nuestras
* Salvos gracias a la misericordia de Dios
* Salvos por el lavamiento de la regeneración
* Salvos por la renovación en el Espíritu Santo
.
……Todo creyente que profese ser seguidor de Cristo, predica sobre el arrepentimiento. No se puede predicar sobre el arrepentimiento, sin que se haya sido lavado por la Sangre de Jesús, y renovado por el poder de Su Espíritu Santo. No se puede predicar sobre el arrepentimiento, sin que primero se haya sido regenerado por la obra santificada, clavada, comprada, y resucitada en Cristo Jesús. Sin regeneración del alma, y del espíritu; el Espíritu Santo de Dios no mora en el creyente de nombre. Por lo tanto, sin un verdadero nacimiento en el Espíritu de Dios, no se puede ser parte del Reino de Dios.  El verdadero arrepentimiento, lleva al hombre, al punto de odiar al pecado, avergonzares de su pasado pecaminoso, y por ende termina dándole la espalda al pecado. Matthew Henry lo expresa así: “El lavamiento espiritual, se lleva acabo cuando; el Espíritu Santo regenera y renueva. Esto no lo hace en dos etapas, sino solo en una: al marcar el comienzo de una nueva vida, y la puesta en marcha de esa nueva vida.”
.
3. En el Reino de Dios, las cosas las añade el Señor, no el hombre.
.
……Mateo 6.33: “Mas buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.”
.
……La palabra de Dios es clara al respecto: busca primero el Reino de Dios, y las cosas vendrán por añadidura. Algunos predicadores, dicen que primero hay que llevar la ofrenda, y después las cosas llegan. Bendita es la palabra de Dios, que tumba la venda en los ojos, dejándonos ver que Su palabra indica, que no es cuestión de dar, para que las cosas lleguen a la vida de las personas. Me explico más claro: Un creyente en Jesús, no tiene que pactar, ni dar ofrendas, para que Dios le ayude en sus necesidades. Dios bendice al dador alegre, pero no es por su ofrenda que recibe bendiciones de parte de Dios. El creyente que busca, y sirve a Dios con todo su corazón, y que busca celosamente las cosas del Reino de Dios; todas sus necesidades Dios las suplirá. Eso significa: buscad primero el Reino de Dios, y después todas las demás cosas serán añadidas. Usted debe preocuparse por meterse en serio en la cosas de Dios, y de Su Reino, y lo demás vendrá por voluntad de Dios. Preocúpese por agradar a Dios, nunca a los hombres. Usted no tiene que abrir un negocio para ser prosperado; pero lo que si tiene que hacer, es alejarse de toda falsa doctrina, y apegarse a la sana doctrina no adulterada. El Reino de Dios no se vende, tampoco se compra con méritos propios. El Reino de Dios no es politica. El Reino de Dios se recibe naciendo de nuevo: Hebreos 12.28:
.
“Ya que estamos recibiendo un Reino inconmovible, seamos agradecidos y agrademos a Dios adorándolo con santo temor y reverencia, (Hebreos 12:28 NTV)
.
……El no predicar sobre el arrepentimiento, es una clara evidencia de un corazón que no conoce a Dios, y su reflejo se evidencia al predicar la palabra de Dios torcidamente, alejando las almas de Cristo, en vez de acercarlas a Jesucristo el Salvador. Por el contrario, el discípulo de Jesucristo, sirve a Dios con amor y total reverencia ante Su Señorío; agradeciendo haber recibido un Reino inconmovible. Temamos a Dios.
.
2. ¿Quines heredaran el reino de Dios?
.
……Juan 3. 5: “Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el Reino de Dios.”
.
……Para negar la doctrina del arrepentimiento, se debe estar ciego espiritualmente; porque la palabra de Dios es clarísima al respecto. Jesús, el maestro he inspiración a seguir, enseño que aquel que no naciere del agua que representa el haber sido lavado de nuestros pecados por la sangre de Cristo; y del Espíritu que representa el haber nacido espiritualmente mediante el Espíritu de Dios. Sin estas dos cosas, no se puede entrar al reino de Dios. Resumiéndolo: nacer de nuevo es la clave. ¿Quiénes heredaran el Reino de Dios? Respuesta: los que han creído en el Hijo de Dios, y han lavado sus pecados en Su sangre. Los que han sido cambiados a imagen de Dios, y por ende el Espíritu Santo a sido sellado en ellos. Nacer de nuevo, es la llave que abre las puertas del Reino de Dios.
.
a) Los injustos no heredaran el Reino de Dios
.
……“¿No sabéis que los injustos no heredarán el Reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el Reino de Dios. 11Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.” 1 Corintios 6:9 -11.
.
      No nos equivoquemos: todo aquel que peca deliberadamente, no entrara en el Reino de Dios. Quiero aprovechar sobre el pecar, en la vida del genuino creyente. Lo acepte el lector, o no, los creyentes en Cristo aun después de nacer de nuevo siguen pecando. Creyente que niegue el pecar, a Dios le hace mentiroso según la Biblia: “Si afirmamos que no hemos pecado, llamamos a Dios mentiroso y demostramos que no hay lugar para su palabra en nuestro corazón.”  1 Juan 1:10, NTV.
.
……Atención: una cosa es pecar deliberadamente, y otra cosa es errar sin querer. Demos un vistazo a las palabras del apóstol Santiago, respecto a este punto. Santiago 3.2: “Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.” ¿Se da cuenta, como todos sin excepción, pecamos sin querer en algún momento determinado? Por favor, no vaya errar al confundir los dos términos distintos sobre el pecar en el creyente. Una cosa es pecar, con alevosía y ventaja, y otra muy distinta es pecar sin querer. Ejemplos, sobre pecar sin querer:
      Una mujer le pregunta a otra mujer: ¿Se me ve mal esta blusa? La otra mujer responde: Si, esta muy chica para tu talla. La mujer responde ofendida: ¡hay no me digas eso, que ya estoy bajando de peso! Parece bobo el ejemplo, pero pasa muy a menudo. Mi hijo es gordito, y de repente le digo: te amo gordito, y el me mira con ojos de no me digas lo que ya se mami; respecto a su peso. Enseguida le abrazo, y le digo, lo gordito se quita cuando lo deseemos; enseguida el gesto en mi hijo cambia. Una cosa es errar, o pecar, sin querer, como los ejemplos que di; y otra muy diferente es pecar sabiendo lo que se hace. Ni los avaros, ni los fornicarios, hechiceros, idolatras, maldicientes, rateros, lucradores del Evangelio, etc., entraran al Reino de Dios. Mejor es temer a Dios, y estar contentos con lo que se tiene; que pecar robado de la forma que sea. 1 Timoteo 6.8: “Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.”
.
b) Juan el Bautista, abre camino al Mesías diciendo: ¡Arrepentíos!
.
……Marcos 1. 4-8: “Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo de arrepentimiento para perdón de pecados. 5Y salían a él toda la provincia de Judea, y todos los de Jerusalén; y eran bautizados por él en el río Jordán, confesando sus pecados. 6Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y comía langostas y miel silvestre. 7Y predicaba, diciendo: Viene tras mí el que es más poderoso que yo, a quien no soy digno de desatar encorvado la correa de su calzado. 8Yo a la verdad os he bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Santo.”
.
       Myles Munroe en su predica dijo; que Jesús se sometió a la autoridad o liderazgo de Juan el Bautista. ¿Cómo puede, o podría el salvador Jesucristo, someterse a la autoridad de Juan el Bautista, si el mismo Juan el Bautista dijo sobre Jesús; que no era digno ni de desatar la correa de su calzado; y que venia detrás de el, uno mas poderoso que el mismo. Los profetas, Juan, Jesús, los apóstoles, y los siervos y siervas, temerosos de Dios; seguiremos predicando la doctrina del arrepentimiento pues es bíblico. Todo esto que esta pasando, ya se esperaba; la venida de Jesús no se llevaría acabo, sin que antes apareciera la apostasía 2 Ts. 2:3. Estos son tiempos finales, estemos muy atentos; ya que se incrementaran las blasfemias, la hipocresía, y también la ignorancia. Satanás estará más activo que nunca en estos últimos tiempos. Sin arrepentimiento no hay perdón de pecados; sin perdón de pecados; no se puede ser parte del Reino de Dios ni habitar en el. Dios le bendiga.
.
Le invitamos, para siga leyendo la tercera parte de este estudio: El Reino de Dios.
.
Referencias bíblicas:
.
1. Comentario Bíblico Matthew Henry
2. Reina Valera, Revisión 1960.
3. Nueva Traducción Viviente 2008.
.
Usted puede hacer copias de todo el material que hay en esta página para distribuirlo; solo por favor indique su autoria. Dios le bendiga.
.
Lourdes Rangel Ministries
.
Febrero 24 2013
.

Deja un comentario