Tercer tema: La Predestinación Soberana de Dios para Salvación.

 .

Tercer Tema

LA PREDESTINACION SOBERANA DE DIOS PARA SALVACION

Slide1

      En la soberanía de Dios, Él, predestino a un remanente para ser salvo. No todos van hacer salvos según las Escrituras. Ahora cabe preguntarnos: ¿Quiénes se salvaran? ¿Quiénes son los predestinados? La respuesta la contesta Jesús en Su palabra: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” Mt. 7:21.

……La cuestión sobre la doctrina de la predestinación, esta en la voluntad soberana de Dios, y no esta en la voluntad del creyente. La iglesia de Cristo esta en su recta final, se próxima al arrebatamiento de la iglesia; y esta doctrina bíblica sigue siendo incomprensible para muchos cristianos. ¿Qué es la doctrina de la predestinación? ¿Cómo podríamos dejar un concepto claro en la vida de los creyentes, sin que terminen confundidos sobre este tema? ¿Cómo comprender que Dios en su divinidad así lo quiso? Lo veremos desglosado en esta última parte de la serie: Salvos por Jesús. La serie completa aquí: Salvos por Jesús.

Primero debemos entender varios puntos importantes sobre lo que representa la predestinación soberana de Dios para salvación. Antes, quiero dejar claro que, no soy calvinista, ni arminiana, ni wesleyana, ni luterana, etc. Soy cristiana, creo en la palabra de Dios como ella misma se predica. Predico la doctrina de Cristo, y de Sus apóstoles. Creo en la predestinación conforme a la palabra de Dios, no habiendo sido influenciada por ningún pastor, o biografías de los reformadores del Evangelio, libros, etc. Creo en la predestinación, como creo en el libre albedrío, pues tanto es biblica una doctrina como lo es la otra. Creo que la salvación en si misma no se pierde, pues es imperecedera; como también creo que la salvación se puede llegar a perder, en a aquel creyente que no le dio la importancia que tiene. Creo que Dios desea la salvación de todos, pero bíblicamente no todos proceden al arrepentimiento. Iniciamos la disertación de este tema para una mejor comprensión del mismo:

…….A. 12 Razones, que no son garantía de predestinación para salvación:

1. Creer en Dios no es suficiente, explico: porque muchos creen creer en Dios, pero no lo conocen.

2. Quienes son, o han sido elegidos por Dios para salvación; no lo son por meritos propios, ni por buenas obras.

3. El formar parte de la membresía de una iglesia cristiana, no es garantía de haber sido predestinado para salvación.

4. El haber hecho la oración de fe, no es garantía de predestinación.

5. El haber nacido en un hogar cristiano, no es garantía de predestinación.

6. Ser hijo de pastores, no es garantía de predestinación.

7. Ser líder de una iglesia cristiana, no es garantía de predestinación.

8. Tener un nombre ministerial, no es garantía de predestinación.

9. Ser rico, no es garantía de predestinación.

10. Ser pobre, no es garantía de predestinación.

11. Ser amistoso, amigable, carismático, no es garantía de predestinación.

12. Desarrollar un ministerio, no es garantía de predestinación.

…….B. 12 Razones, que reflejan el haber sido predestinados para salvación. Dejando bien claro, que solo Dios conoce el corazón de cada creyente; Por lo tanto, solo Dios sabe quienes serán salvos. La Biblia nos ayuda a entender mas sobre este punto:

1. Creer en Dios y en la trinidad de Dios.

2. La salvación no es por obras, es por fe. Pero, la fe de un predestinado en Dios, se evidencia en buenas obras.

3. Formar parte del Cuerpo de Cristo, siendo un reflejo del amor de Dios en todo su conducir.

4. Haber recibido a Jesús como Señor y Salvador, viviendo por el Él y para Él; buscando agradarlo en todo tiempo.

5. Haber nacido de nuevo, es el reflejo de un verdadero cristiano predestinado a ser salvo.

6. Ser hijos de Dios, adoptados por medio del Hijo, nos lleva ha la predestinación salvadora. Tal acogimiento, humildemente nos lleva a mantener los pies en la tierra; rechazando toda alabanza, y redirigiéndola hacia a Dios sin pensarlo dos veces.

7. Servir a Jesús sin intereses propios, es reflejo de predestinación.

8. Desear en toda actitud, y en todo tiempo; que el yo personal mengue para que solo Cristo brille.

9. Ser rico espiritualmente, tiene mas valor que todos los tesoros de esta tierra.

10. Ser pobre, no excluye a las personas para ser predestinadas a la salvación.

11. Ser prudente, sabio, sencillo, sumiso, integro, temeroso de Dios, y obediente, son reflejo evidente de un predestinado a la salvación.

12. Desarrollar un ministerio cual quiera que sea, por llamado de parte de Dios, y no por auto proclamación, es reflejo de predestinación.

Mas adelante, explicare mas a fondo si Dios nos concede tiempo; sobre los 12 y 12 puntos en mención. Estoy escribiendo varios temas, si Dios me concede tiempo, ampliaremos estos puntos, y lo expondremos gratuitamente para quien desee leerlos. Lo importante, es buscar el rostro de Dios; pues Su venida esta a las puertas. La gloria es solo para nuestro Señor Jesús.

…….1. Predestinados desde antes de la fundación del mundo:

Romanos 8. 29-30: “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.” 

La salvación procede de la elección de Dios para con los que Él quiso. No corresponde a nadie dicha elección. Dios predestinó desde antes de todas las cosas quien seria salvo y quien no. Muchos son los que podrían molestarse con esta realidad decretada por Dios mismo. Más, no es el marinero quien manda al capitán; sino el capitán quien manda sobre el marinero. Quizá usted se pregunte: ¿Y quienes son salvos? ¿Cómo puedo estar seguro de mi salvación? Como ya mencione en el ejemplo de las palabras de Jesús anteriormente: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.”

Lo mas sabio es someterse a Dios en todo. Aun, si la Biblia dijera: solo 1,000.000 de personas serán salvas; pues debe ser aceptado porque Dios gobierna sobre la voluntad de sus hijos y todo lo que Él creo. La doctrina de la predestinación es bíblica, no me la invente yo, ni quines la predican. Yo tengo años de poder comprender esta bellísima doctrina biblica para gloria exclusiva de Dios. Por un lado tenemos la voluntad soberana de Dios, en la elección de los que habrían de ser salvos; siendo estos en mención, a aquellos que tarde o temprano, creerían en Él y su Evangelio. Por ello, repito; no soy calvinista, pero tampoco arminiana. La palabra de Dios muestra, que Él en su poder, Señorio, autoridad, y decisión propia, ejecuto el seleccionar no a un grupo en si; sino a un numero de personas que habrían de creer en el en su momento dado. Siendo Dios omnisciente, desde antes de que fuésemos formados en el vientre de nuestra madre; Él ya sabia quienes creerían y se entregarían en cuerpo, alma, y espíritu a Él. “Mis amados hermanos, quiero que entiendan este misterio para que no se vuelvan orgullosos de ustedes mismos. Parte del pueblo de Israel tiene el corazón endurecido, pero eso sólo durará hasta que se complete el número de gentiles que aceptarán a Cristo.” Romanos 11:25. Version NTV. Como podemos ver a la luz de las Escrituras, no son un grupo de 144,000 mil, los salvos, como enseñan los Testigos de Jehova. Hay un grupo, un numero de personas que terminaran creyendo en Jesucristo, predestinados que serán salvos; por la voluntad soberana de Dios. No es difícil comprender esta bella doctrina, cuando el deseo del corazón, es que Dios sea glorificado en todo. Tu elegiste amado Padre Celestial, a un número de personas que terminaríamos enamorados de Ti; Alabado seas por siempre Trinidad Santa.

Pregúntese todo lector: ¿Qué es lo que hace que un creyente se rehúse a aceptar la voluntad soberana de Dios para salvación de un número de hombres, y no todos? Se lo dejo de tarea. Una cosa, es no poder comprenderlo, y disponerse a que Dios se revele por medio de Su palabra; y otra cosa es oponerse a la voluntad soberana de Dios.

* ¿Quienes son salvos, o predestinados? ¿Quienes están dentro de la cantidad de salvos, en número de personas, no en grupos? Los predestinados para salvación, es un número, es una plenitud de personas que serán salvas; Siendo Dios, el único que conoce la cantidad.

Respuesta: Dios es quien conoce a los que Él eligió. Y a quienes Él eligió, terminan arrepintiendose de sus pecados y creyendo en Él. En el creer esta la calve de la salvación. Pero no solo el creer, como muchos creen, hace salvo al creyente. La Biblia lo explica: “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.” Stg. 2:19. Creer es la base, pero no lo es todo para alcanzar la salvación; una oración de fe no siempre llevara ha las almas a la vida eterna. En el caso de Jesucristo y su crucifixión, y el malechor que alcanzo salvacion en su ultimo tiempo de vida; es un caso donde el creer le llevo a ser salvo. El malechor salvo por medio de creer en Cristo, no solo creyo, tambien se arrepintio, y por otro lado clamo misericordia por su vida. Muchos son los que piensan que una oracion de fe salva; cuantas almas han ido ya ha parar al infierno por creer esta pseudo doctrina. Creer en Cristo es la base, como los ciemientos de una casa, pero encima de los cimiento se edifica; de otra forma no seria una casa. De la misma manera, creer en Cristo es punto clave, Jn. 3:18, Hch.16:31. El que de verdad a creído en Jesucristo, no anhela otra cosa en esta vida, que no sea andar como Él anduvo: “El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.” 1 Juan 2:6. No se es salvo por hacer una oración de cinco minutos; pero si se alcanza salvación cuando al creer en Dios y Su Hijo, el nuevo creyente se dispone en la manos de Dios para que Él ponga en su corazón de carne un nuevo corazón conforme al corazón de Dios, Ez. 36:26-28.

.

* ¿Cómo puedo estar seguro si fui predestinado para salvación?

Respuesta bíblica:

Lucas 13.22-30: “Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén. 23Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. 25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. 26Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. 27Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. 28Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. 29Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. 30Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros.”

Jesús dejo dicho que una de las formas de saber que somos salvos, es caminando por el camino angosto. El camino angosto es el que nos lleva a la salvación. La puerta es Jesucristo, y Su Camino es Él y Su palabra. Su estrecho Camino conlleva ha: Negarse así mismo; dejar todo por Jesús; tener a Jesús como prioridad ante todas las cosas; dejar menguar el yo para que sea Jesús el exaltado. Temer a Dios, y sujetar la carne por medio del Espíritu Santo. Vivir en integridad, vivir la palabra, y no solo predicarla. Defender la doctrina de Cristo sin imparcialidad alguna, sino con integridad considerándose uno mismo. Cuidar el testimonio en hechos y palabras. Vivir y caminar en Santidad. Buscar a Dios en Su palabra y oración, y estar dispuesto a darlo todo por Jesús. Si se quiere estar seguro de la salvación: camine por el Camino angosto, y manténgase lejos del camino ancho.

“Más bien os escribí para que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, sea fornicario, avaro, idólatra, maldiciente, borracho o ladrón; con el tal ni aun comáis. ” 1 Corintios 5:11 RVR95

“Manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lujuria, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, divisiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a éstas. En cuanto a esto, os advierto, como ya os he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.” Gálatas 5:19-21 RVR95

El camino ancho, es el que ofrece todo lo que a la carne le gusta: bienestar, seguridad, comodidad, placer, proclamación, brillar, poder, alabanza, vanagloria, dinero, bienes materiales, admiración de parte de otros, fama, etc.

Mateo 7.13-14: “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; 14porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.”

Los pseudo profetas, te dicen no tienes que renunciar a las cosas que a ti te gustan; pero Jesús dice lo contrario en Su palabra: “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.” Mt. 6.24.

2 Corintios 2.17: “Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo.”

El que predica la palabra, debe vivir la palabra. El cree en la palabra, debe profesarla sin imparcialidades. ¡Se rige el creyente por su pensar, o se rige por la palabra de Dios y Su voluntad! Nos se puede ser imparcial en las cosas de Dios. La palabra de Dios nos dice: No todo el que me dice, Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos; sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Mateo 7:21 RVR60. Quien camina a lado de otro que no se rige en integridad a Dios, es porque se hay afinidad: “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo? “Amos 3:3.  Si yo amo a Cristo, y me rijo por la voluntad de Su palabra, nada tengo que hacer yo apoyando imparcialmente aquel hermano que predica y convive con aquellos que no aman y temen a Dios.

Explico: para saber que estamos caminado por el Camino correcto, es cuestión de auto-analizarse uno a si mismo. La garantía de la seguridad de la salvación, esta en la predestinación elegida por Dios; reflejandose en tu decisión de arrepentirte de tus pecados, y dandole la espalda completa al pecado se la decisión de seguir el Camino que es Cristo, (Jn.14:6) y de allí no te saca ni el mismo Satanás. Desde antes la fundación del mundo, ya Dios conocía, o conoció; a los que creerían en Él. Ya Dios conocía a los que se entregarían en cuerpo y alma; a los que lo adorarían dentro del velo, y no solo dentro de la iglesia. Os animo para que escudriñen He. 4: 1-11, detenidamente.

Pregúntese con toda sinceridad a usted mismo las siguientes preguntas:

1, ¿Estoy caminando por el Camino estrecho, o simplemente en el camino?

2. ¿Temo a Dios de verdad? Si su respuesta es si, auto analícese que cosas hace que usted sabe que a Dios no le agrandan; así pues usted mismo sabrá si teme a Dios en verdad, o se engaña así mismo.

3. ¿Ama a su prójimo, como se ama así mismo? ¿Ama a los que lo maldicen, y lo injurian injustamente? ¿Ama a sus enemigos?

4. ¿Ama a Jesús mas que cualquier otra cosa este en mundo? ¡De verdad!

5. ¿Le sirve a Dios por intereses propios, o desinteresadamente? ¿Le serviría a Jesús, aunque no reciba nada de nadie?

6. ¿Hay el deseo en su corazón de predicar en las naciones, y cual es su verdadero propósito?

7. ¿Estaría dispuesto a dar su propia vida por Jesús, si fuera necesario?

8. ¿Practica el perdón en todo tiempo, y aun con los que lo maldicen?

9. ¿Sabe amar a cambio de nada?

10. ¿Le interesa agradar a Dios, y no a los hombres?

11. ¿Ha experimentado en carne propia, lo que es sufrir por causa del Evangelio?

12. Recibió algún llamado de parte de Dios, o se auto proclamo: apóstol, profeta, evangelista, pastor, o maestro. Cualquier servicio a Dios es aplicable.

13. ¿Desea que Dios brille en el pulpito, y usted mengue?

14. ¿Esta dispuesto a no lucrar con el Evangelio de Cristo, así tenga necesidad?

15. ¿Esta dispuesto a ser rechazado ante que desobedecer a Dios? Etc.

Por mencionar algunos puntos, he dado mención a una lista de preguntas, que de responderlas con toda sinceridad, sabremos si estamos caminando por el Camino correcto. Nacer de nuevo es una muestra clara de salvación; pues el nacido de nuevo busca agradar a Dios en todo, y en todo tiempo. Un ejemplo: Si Dios me llamo a Su servicio: ¿no es suficiente y de sobra con considerarme su siervo, o sierva? ¿Será de Dios, el que me atribuya titulo, mas titulo, mas titulo: escatologo, doctor, profeta, maestro, evangelista, misionero, etc. Hay quienes pareciera que ejercen mas ministerios que el mismo Jesús, quien si ejerció en los cinco ministerio: apóstol, profeta, evangelista, buen pastor, y maestro. Amados en Cristo, quien a nacido de nuevo teme a Dios, y es su temor a Dios quien lo mantiene con los pies en la tierra. Si se ha nacido de nuevo, el Espíritu Santo no te permite hacer cosas que no le agraden al Padre. ¡Simple!

El apóstol Pablo, dijo: Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 14prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.”

Niéguese cada uno a si mismo, tome la Cruz de Cristo, sígale, y no busque lo suyo propio; que a Dios no lo engañamos. Si fuiste predestinado para ser salvo, no descuides tu salvación porque la puedes perder es biblico. Mantente humilde, que no tarda en venir el deseado por todas las naciones: Jesús de Nazaret.

……..2. Para que ninguno de los suyos perezca

2 Pedro 3.9: “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

Habla de la paciencia de Dios para con los predestinados no queriendo que ninguno pereza. Dios desea que todos procedan al arrepentimiento: ¿quienes son esos todos? Nótese que dice que Dios es paciente para con nosotros, no para con todos. La Biblia lo deja ver claro, una y otra vez: la salvación, es condicionada por cuanto hay que creer en Él, y predestinada por cuanto Dios soberanamente así lo quiso, Jn. 3.16.

La palabra de Dios, no dice que todos son predestinados, ni que todos procederán al arrepentimiento, ni tampoco que todos creerán en Él. Este versículo deja ver claramente una vez más; que Dios no quiere que ninguno de los predestinados perezca, es decir que pierdan su salvación. ¿Ósea, que si Dios no quiere que nadie de los suyos perezca, es porque puede un cristiano convertido perecer, o lo que es lo mismo perder su salvación? Por lo tanto, una vez más según las Escrituras, la salvación se puede perder si se descuida la salvación, o relación con Dios. La Biblia lo confirma:

Hebreos 2.3:“¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?”

Una vez mas, la palabra de Dios nos confirma, de cómo se puede perder la salvación si descuidamos nuestra relación con Dios. Repito: no que la salvación en si mima se pierda, sino que es el hombre quien la suelta. La voluntad de Dios, es que nadie perezca, pero en el libre albedrío que Dios le otorgo al hombre; el hombre valora o desvalora el regalo de la salvación. La salvación siempre estará allí, porque no perece, el creyente se sujeta a ella, o la deja de lado. Por ultimo, y no menos importante sobre este ultimo versículo en mención: “Como escaparemos nosotros dice el autor de Hebreos.” Esta hablado de los escogidos, usa el término: ¡Nosotros! Habla de la advertencia de no descuidar la salvación porque se puede perder. Mas claro imposible, la salvación no se puede perder en si misma, porque es de carácter imperecedero; pero el creyente escogido por Dios, puede en un determinado momento perder su salvación si descuida su relación con Dios. Por favor, lea varias veces este versículo, mastíquelo bien hasta digerirlo. Pídale al Espíritu Santo se revele a su vida por medio de las Escrituras; solo así podrá entender las profundidades de las riquezas de Dios. Un nacido de nuevo, no pierde su salvación porque la valora; la cuida como lo más valioso en su vida; no así el creyente quien no llega a nacer de nuevo.

……..3. Dios le ha dado al hombre libre albedrío

……“Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: de todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” Génesis 2:16-17.

……Dios ordeno al hombre a cumplir un mandato; sin embargo deja a libertad del hombre la decisión de obedecerlo ho no, respecto, a comer del árbol del bien y del mal. Hemos visto a la luz de la palabra de Dios, que Él eligió a los que habían de ser salvos, no olvidando que el creyente, en su libre albedrío, elige seguir a Dios, o va en pos de sus propios caminos. Dios elige a los que habían de ser salvos es biblico, la palabra lo sustenta y respalda; pero el hombre en su libre albedrío, decide que hacer con su vida. Por ello, dice la palabra de Dios:

      2 Pedro 3.9: “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.” Dios elige en Su soberanía; el hombre sabia, o neciamente, decide que camino tomar. Ejemplo: Dios eligió a alguien para ser salva; pero esa persona elige irse con los apostatas porque le conviene, o así quiere. Dios puede haberle elegido, pero su desobediencia a Dios y su elección le cobrara factura el día de la ira de Dios. Sin embargo, un predestinado a ser salvo, se deja guiar por Dios en todo tiempo. Justo este es el punto, donde se disipa la apostasia: hombres que habiendo sido llamados a ser salvos, cayendo en lazos del diablo, se dejan llevar por intereses personales; dejando de lado lo mas importante, su salvación. Bíblicamente Dios predestino a los que habían de ser salvos; pero dejando a el hombre, la decisión de seguirlo, o no, en su libre albedrío. 

“Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.” Josué 24:15.

En cierto momento, Josué les dijo a las personas que escogieran entre servir Dios ho a los ídolos. La misma palabra de Dios, nos muestra que el libre albedrío es tan respaldado por la Biblia, como lo es la doctrina de la predestinación. Diré algo: el problema es cuando algún predicador, hombre o mujer, cayendo en el error de alguna mala interpretación bíblica; lejos de reconocer su error sigue buscando mas respuestas a lo que personalmente cree sobre alguna doctrina. Esto es un error; pues todos, me incluyo, podemos llegar a equivocarnos en alguna interpretación bíblica; pero cuando eso suceda lo mas sabio será humillarnos a Dios, rectificar el error y punto. Es de humanos errar, Dios perdona, mientras se haya hecho sin maldad en el corazón; y sin fines de figurar, ya que toda gloria debe ser siempre redirigida a Dios.

Observemos, otros versículos bíblicos que respaldan el libre albedrío en el hombre:

a) Los interpretes de la ley, desecharon la voluntad de Dios para ello:

“Mas los fariseos y los intérpretes de la ley desecharon los designios de Dios respecto de sí mismos, no siendo bautizados por Juan.” Lucas 7:30.

b) “E hizo Salomón lo malo ante los ojos de Jehová, y no siguió cumplidamente a Jehová como David su padre. 7 Entonces edificó Salomón un lugar alto a Quemos, ídolo abominable de Moab, en el monte que está enfrente de Jerusalén, y a Moloc, ídolo abominable de los hijos de Amón. 8 Así hizo para todas sus mujeres extranjeras, las cuales quemaban incienso y ofrecían sacrificios a sus dioses. 9 Y se enojó Jehová contra Salomón, por cuanto su corazón se había apartado de Jehová Dios de Israel, que se le había aparecido dos veces.” 1 Reyes 11:6-9

c) “E hizo lo malo, porque no dispuso su corazón para buscar a Jehová.” 2 Crónicas 12:14

d) “!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! !!Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!” Mateo 23:37

Comprender esta doctrina biblica, no resulta fácil para todos; pero una cosa es segura y es esta:

Dios eligió a un pueblo que seria salvo, pero también le dio la libertad al hombre, de creer en Él, y seguirlo, y por ende ser salvo; ho rechazar el llamado a la salvación. Tan bíblica es la doctrina de la elección,  predestinación, ho pueblo escogido; como bíblica también es la doctrina del libre albedrío.

…….4. Designados para hacer salvos

Efesios 1.11: “En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad.”

En Cristo, tanto judíos, como creyentes gentiles, fueron predestinados para ser salvos. Dicha salvación, fue dada primeramente a los judíos, pera mas tarde ser decretada también a los gentiles; habiendo recibido la verdad por medio de los apóstoles. Una ves predestinados, se pasa a recibir el sello del Espíritu Santo: “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa.” Efesios 1:13.

Y es que la predestinación surge antes de que el hombre la pueda valorar y en algunos casos aceptar. Esto se debe a que fuimos predestinados, antes de todas las cosas. Difícil de entenderlo para algunos, pero es así, es bíblico. Es por fe, no por obras. ¿Puede acaso el creyente darle ordenes a Dios sobre lo que ha de hacer? Imposible, por tal motivo, debemos someternos a Dios sin cuestionamientos.

Efesios 1.4-5: “Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.”

Dicen las Escrituras: escogidos en Él, es decir en Cristo. Establece con toda claridad, que esta decisión soberana por Dios, fue antes de la fundación del mundo; según el puro afecto de su voluntad. Fue decretado por Dios, quienes serian predestinados para ser salvos, estos desde antes de nacer usted y yo. Ni usted, ni yo, vivíamos antes de la creación de este mundo. Por lo tanto, no lo digo yo, sino la Biblia; que Dios predestino a los salvos antes de que estos nacieran. ¡Más claro imposible! Nadie lo apresuro, nadie le aconsejo ha quien elegir. Fue la voluntad soberana de Dios la predestinación. Por medio de Jesucristo fuimos adoptados para salvación, y escogidos desde antes de todas las cosas.

Significado de la palabra decretar. La Real Academia Española, lo expone así: “Dicho, de la persona que tiene autoridad o facultades para ello: resolver, decidir.

1. a) Escogidos por Dios

Marcos 13.20: “Y si el Señor no hubiese acortado aquellos días, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos que él escogió, acortó aquellos días.”

Observemos, dice: escogidos que Él escogió. Esta hablando de predestinación decretada por Dios mismo. Un ejemplo: Si usted tiene muchos amigos, y hace una cena en donde no podrá invitar a todos sus amigos; tendrá que hacer una elección. Finalmente, asistirán a su cena, solo los que usted quiso invitar. Pues bien, no somos nadie, para decirle a Dios: __ ¿Porque elegiste a ciertos, y no a todos? Lo comprendan muchos o no, Dios es soberano sobre todo lo creado; y hace como bien le place hacer; y para mi lo que Él haga esta bien hecho. La elección no fue como muchos creen: Dios dijo, como un ejemplo nada mas: Tu si, tu si, tu si, y tu si; pero tu no, y tu tampoco, y tu menos. Dios es todo amor, y todo en misericordia; pero Él es omnisciente, es decir que nada se le escapa; Él creo todas las cosas incluyendo a la humanidad. Dios sabia desde la elección, quienes lo creerían, lo seguirían, lo servirían, lo obedecieran, lo honrarían, etc.

Romanos 9.20-21: “Más antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? 21¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?”

Para el que ha nacido de nuevo, no tiene problemas en sujetarse a la voluntad de Dios. ¿Dirá el barro al alfarero: no quiero ser jarra, quiero ser vaso? ¡Claro que no! Nosotros la novia de Jesucristo, no puede decirle al Salvador que hacer o no hacer. Mejor es ser sabios y someternos a Dios, que contender con Él; no sea que nos encontremos faltos ante Él. Hay que escudriñar las Escrituras, para poder comprender que la voluntad de Dios, fue, y es, que todos fueran salvos; pero predestino para salvación; a aquellos que terminarían creyendo en Él, siguiéndole y sirviéndole. Si todo mundo respondiera al llamado de Dios, con seguridad Él habría predestinado a todos. Pero como no es de todos la fe, tuvo que predestinar a los que se darían en cuerpo, alma y espíritu a Su creador. Dios es amor, y misericordia, no desea que nadie perezca, es el hombre quien decide su destino al final del camino; salvo aquellos, que Dios eligió desde antes de la fundación del mundo, según Ef. 1:4-5.

2.a) Pueblo escogido por Dios

1 Pedro 2.9: “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.”

Una vez más, la Biblia muestra la elección soberana de Dios; al elegir entre los muchos. Somos llamados como: linaje encogido. Saber que hemos sido escogidos, es motivo de gozo, de paz, de seguridad en Cristo, y de preparación para las bodas del Cordero. No se contienda con Dios, mejor sométase a Dios.

”Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, 14a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.” 2 Tesalonicenses 2:13-14.

Nótese, que hace referencia, ha los llamados. Es decir, a los elegidos; que llegarían a los pies de Cristo por medio del Evangelio. Es decir, los predestinados, tarde que temprano, llegaran al Camino del Señor y se mantendrán en Él; y todo gracias al haber sido predestinados para salvación. Lo digo yo, no, lo dice la palabra de Dios. Un predestinado, nacerá de nuevo en Cristo; y alcanzara ver la gloria de Dios. Un creyente convencido, pero no convertido, no llega nunca a nacer de nuevo. Lea los versículos una y otra vez, hasta digerirlos en amor de Cristo os animo hacerlo.

Conclusión final de las tres partes que conformaron esta serie; Salvos por Jesús:

* Jesús fue enviado para salvar al mundo

Juan 3.16-18: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. 18El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.”

Si leemos el versículo 16 aisladamente, caeremos en error doctrinal, pues se predicaría una doctrina donde todo mundo será salvo. Catasfral es caer en este error. Leamos sus contextos, antes y después, y la luz nos amanecerá:

Dios Padre envío al Hijo, para todo aquel que cree en Él sea salvo. No dice, para que todo mundo sea salvo por Él; sino para todo el que cree en Él, sea salvo. La pregunta a formularnos es: ¿Por qué no todos serán salvos? Pues, porque no todos responden al llamado de salvación por medio de Dios: “Y para que seamos librados de hombres perversos y malos, pues no es de todos la fe.” 2 Tesalonicenses 3:2 RVR95

¡Mas claro imposible!: No es de todos la fe. Nadie merece ser salvo; ni siquiera los escogidos. Por eso es importante escudriñar la palabra de Dios. Una cosa es el deseo y la benevolencia de Dios para desear que muchos sean salvos; y otra bíblicamente es, que todos serán salvos. Ahora leamos el contexto:

Juan 3.17: “Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.”

Juan 3.18: “El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.”

La Biblia se predica sola: ¡El que en Él cree, no es condenado!; pero el que no cree en Él Hijo, es condenado. Se da cuenta que bíblicamente Jesús fue enviado para salvar a los que creyeran, no a todos. Es decir, los que aceptan el llamado a la salvación, a los que han creído en el Hijo; estos según la Biblia son los predestinados.

Para que el mundo, sea salvo por Él. ¿Quiénes?, los que recibieron el llamado a la salvación de parte de Dios, y que desde antes fueron predestinados. Estos en mención, serán salvos; no que todo mundo será salvo. Se da cuenta, si no leemos los contextos, antes y después; se termina predicando doctrina de hombres, no sana doctrina. Ahora leamos el siguiente versículo:

Romanos 8.30: “Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.”

Dios predestino a los que serian salvos, y a los que predestino, los llamo. Estos los llamados, son lo que terminan aceptando el llamado al arrepentimiento, y mas tarde los vemos que nacen genuinamente de nuevo. Bíblicamente, Dios desea que todos fueran salvos, pero no todos creen en el Hijo de Dios; ni todos aceptan el llamado al arrepentimiento. Aun dentro de las iglesias cristianas, no todos los que se llaman cristianos, han nacido de nuevo. Quien no llega a nacer de nuevo, se engaña así mismo; pues para terminar convertido a que Jesús es el Señor para Gloria de Dios Padre; se requiere haber sido llamado por Dios mismo. Este ultimo en mención, ya lo explique en el los dos temas anteriores a este.

Según la Biblia, no yo, a los que Él llama al arrepentimiento, desde antes fueron predestinados. Por eso, usted va haber cristianos convencidos y otros convencidos y convertidos. Solo los convencidos y convertidos, terminan naciendo de nuevo. El resto, se les llama cristianos igual, alaban a Jesús igual que otros cristianos, y actúan como fieles seguidores de Cristo; pero las obras siempre delataran al que fue predestinado por Dios para ser salvo tarde que temprano. Así mismo, las obras, los frutos, delataran al creyente convencido y convertido; por sus frutos los conoceríamos Mt. 7:16.

Es muy peligroso declarar, o predicar que solo mi grupo, o cierto grupo será salvo. La Biblia, con toda claridad expone el Camino a la salvación. Quien lo acepta sin reparos, y cree en el Hijo de Dios para salvación será salvo. Quien cree que todo mundo será salvo, en esta en un error.

Para los que creen, que todos nacen de nuevo; es porque el mismo no ha nacido de nuevo, no comprende de que se esta tratando este tema.

Para los que creen que si peco, y pido perdón vez tras vez, seré salvo; horrenda situación le espera al caer manos de un Dios vivo según, He. 10:31, 35- 37.

Para los que creen que basta con solo creer en Dios, pero mis obras no cuentan porque es por fe; deberán arrepentirse, pues la fe si buenas obras esta muerta, Stg. 2:26.

Jesús esta cerca de venir y arrebatar a Su iglesia, y es necesario predicar la palabra de Dios, como ella misma se predica. No juzgo a quien piensa diferente a mí sobre el tema de la salvación. Mi deseo es, y siempre será; predicar la palabra de Dios como ella misma se predica. La gloria es solo de Dios; por lo tanto no me preocupa que algunos me condenen, ni que otros me rechacen; pues gloria de los hombres no busco. Dios les bendiga. Preparemos, Jesús esta cerca.

Lourdes Rangel Ministries

The Colony, TX.

Diciembre 30 del 2012. Subido a la Web el 30 de Enero del 2013.

www.lourdesrangel.com

 

Deja un comentario