El amor al dinero

3 febrero, 2010 por lourdes Dejar una respuesta »


.
“Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”. 1 Timoteo 6:10.

Este versículo por si solo dice mucho.  ¿Para quienes va dirigido este versículo bíblico? ¿Será que el pueblo de Dios entra en esta categoría?  La Biblia fue escrita no solo para los que creemos en Jesús.  La Biblia fue escrita porque fue la manera que Dios escogió para revelarse a la humanidad.  Por ello, podemos decir que toda la Biblia aplica no solo a los creyentes en ella; sino que aplica también a los no creyentes. Este tema hablara de puntos claves que beneficiaran a la Iglesia de Cristo si inclina su oído a lo que Dios quiere hablarle a trabes de ella.

.

A. ¿Quines son los que aman el dinero?

Hay personas que niegan amar el dinero, mas sus hechos evidencian lo contrario. El mundo nos presenta una serie de cosas que todos deseamos tener en un momento dado. He aqui unos ejemplos:

* El que esta viendo televisión y en el se anuncia algún alimento atractivo a los ojos; pues muchos son los que logran cautivarse por su mensaje.

* Otros reciben propaganda de automóviles, y esto le hace desear tener uno mejor; o de modelo mas reciente.

* El que carece de un hogar desea tener uno.

* Al que le gusta el fashion; nada le interesa mas que estar a la moda.

El problema no esta en desear tener algo. El problema esta cuando no se llena en tener mas. Aquí es donde la Biblia refleja el error de amar el dinero. Amar el dinero es un error en el que caen muchísimos. Quienes estan dentro de esta categoría:

* Los que amando tener mas, pierden la brújula conduciéndose en un transitar en donde el dinero termina siendo su prioridad.

* Los que reciben un llamado de Dios y después de años de digno trabajo ministerial, terminan por caminar ya no en el Camino que andaban; sino por un nuevo camino. Producto de haber caído en el error de amar el dinero.

* Los que aunque se le diga que no son correctas sus acciones; estos terminan haciendo lo que ellos quieren.

Debemos tener mucho cuidado con el dinero. El dinero es como un vicio. Una vez que una persona le da una probada a una droga como la cocaína; esta después deberá saber que la cocaína le causara un vicio. De la misma manera el dinero causa efecto en la vida de las personas. Todos necesitamos manejar dinero, porque sin el no se puede vivir hasta cierto punto. Pero no todos amamos el dinero. Alabo a Jesucristo por ello.

B. Características de un amador del dinero

1. No le importa lo que la gente diga sobre su ambición; el va tras su objetivo financiero y lo demás no importa.

2. No importa si su misma familia esta o no de acuerdo; el sigue su propio camino.

3. No importa si no se tiene tiempo suficiente para la familia. Hacer dinero y acumular bienes es su prioridad.

4. No importa si el hijo le dice papa, o mama, quiero mas de ti que lo que me puedas dar.

5. No importa si hay tiempo para Dios; Él pasa a un segundo lugar.

6. No importa si mama y papa se envejecen y no hay tiempo para procurarlos. Hay que hacer dinero; ya habrá tiempo después.

7. No importa si la esposa necesita del calor de su esposo, para este su prioridad es suplir las necesidades de la familia.

8.  No importa si el esposo necesita del calor de su esposa, para esta su prioridad es suplir las necesidades de la familia..

C. Cristianos que aman el dinero

Pregunta directa: ¿Existen cristianos que aman el dinero?  Lamentablemente si. No se trata de juzgar a quien ama el dinero; más bien se trata de concientizar al que ama el dinero de huir de este mal antes que sea demasiado tarde. Demos mención de algunas características sobre este grupo de personas:

* Los que reciben llamado por Dios, y son avisados por otros; de no dejarse caer en este error. El amor al dinero.

* Los que dejan el llamado por jugosas oportunidades financieras

* Los que dejan el servicio a Dios en un segundo lugar por acumular riquezas

* Los que no escuchan consejo de sabios; pues su prioridad es poseer todo cuanto sea posible en edad aun no muy madura.

* Los que cierran su mano al necesitado; aun conociendo lo que indica la palabra de Dios sobre ayudar al necesitado.

* Los que terminan haciendo del evangelio fuente de ganancia

Ahora bien, detengámonos un poco en el vercículo del cual partimos este tema:

“Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”. 1 Timoteo 6:10.

Nótese que la palabra de Dios usa tres puntos claves en este versículo:

*Habla de amor al dinero

*Los problemas que el amar el dinero causa

*Extravió de la fe por amor al dinero

Ahora desglosemos cada punto:

a) Amor al dinero

Amar el tener dinero es una acción más común de lo que la gente puede apreciar. Todos hemos conocido personas que caen en este error. Todos observamos el desenfreno de las personas por su ambición a tener más. El problema es que no todos tienen el valor de dar un consejo por temor a ser rechazados; o atraerse un problema.  No soy partidaria de meterme en asuntos que conciernen a otros sin pedírseme el consejo. Respeto la decisión y la manera en que cada persona se desenvuelve en su vida. Más si se me presenta la oportunidad de dar un consejo no reparo en hacerlo.  Estoy muy conciente en que un día le daré cuentas a Jesús de todos mis actos. Y si Él me da la oportunidad de aconsejar a una persona lo hago sin esperar nada a cambio.

Hace un par de meses atrás; se me hablo de una mujer que estaba cayendo en este error de ambición por el dinero. Como es alguien de mi confianza; pues de años le conozco, decidi llamarla. Le salude, le pregunte por su perspectivas; y ella me exteriorizo su sentir.  Termine dándole el consejo que Dios me llevaba a dárselo: __Lucha por tus ideales mientras estos no te hagan en caer en la ambición del dinero. Ella me dio las gracias. Y me dijo: __Dios siempre hablándome recibo el consejo.

El amor al dinero es como una cadena. Una vez que te atrapa difícilmente te puedes soltar. Cierto día escuchando las noticias, se hablo de la perdía de una persona famosa. Se le pregunto a la mama de la occisa; si lo que le había sucedido a su hija, seria una razón para ella dejara el tipo de vida que amabas llevaban. Ella respondió: __Una vez que te trepas a este barco, no puedes bajarte tu sola.  Esta mujer dio a entender; que una vez que llegas a poseer dinero, después no puedes prescindir de el. Por ello es de vital importancia no caer en el error de amar el dinero. Dios es su inmensa sabiduría nos habla de no caer en este error. Una vez que se empieza a desear a tener más y más; es tiempo de hacer un alto en el camino y autoanalizarse a si mismo.

b) Los problemas que el amar el dinero causa

Innumerables son las cusas que amar el dinero ocasiona:

* Divorcio

* Violencia domestica

* Alcoholismo

* Rivalidad entre las parejas

* Abuso emocional, moral, y físico

* Tristeza

* Soledad

* Ansiedad

* Depresión

* Abandono

* Miseria moral, y espiritual

* Escasa calidad de vida

* Hogares disfuncionales

* Hijos heridos con su padres

He dado mención de algunos de los puntos más importantes que son el causante del amor al dinero. Los padres de familia, ya sea hombre o la mujer según corresponda: se les escapa el poder darse cuenta de lo que pueden llegar a perder por amar mas al dinero que a sus propias familias. El dinero debería ser visto como unas fichas que sin ellas nos se pueden comprar. Pero nunca debería de verse el dinero como una necesidad prioritaria.

La Biblia dice:

“El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad”. Eclesiastés 5:10.

Amar el dinero es una perdida de tiempo. Quien trabaja toda su vida para acumular riquezas; nada se va ha llevar cuando parta de este mundo. Y lo que es peor; se esfuerza por hacer dinero y no vera fruto eso dice la Biblia. ¿Por qué es que la Biblia dice que no vera fruto? ¿A que se refiere en este punto? La respuesta esta en que el dinero y el mucho tener; no pueden satisfacer las necesidades de una persona. Ejemplos:

  • Se puede poseer una casa grande y lujosa; pero esta no aportara calor de hogar.
  • Se puede tener el auto más lujoso del mercado; pero dará el mismo servicio que cualquier otro automóvil.
  • Se puede tener el más lujoso de los closet.  Mas la ropa solo tapa el cuerpo; el alma desnuda la conoce Dios a la perfección.
  • Se puede tener mucho dinero en el banco; pero ni el mucho dinero puede curar una enfermedad mortal.
  • Se puede tener mucho dinero, y este vale nada, para el que desea tener piernas para caminar.
  • Se puede ser muy rico y poderoso; pero los de su casa no siempre lo ven de esa forma.
  • Se puede hacer de muchas amistades por causa del dinero; pero amistades sinceras no son producto que lleven precio.

En mi experiencia, puedo decir que el haber nacido y crecido en un hogar pobre me dejo muchas enseñanzas positivas. Mi niñez, mi adolescencia, y mi juventud; estuvieron llenas de escasez. Esos tiempos son inolvidables para mí. Se lo que es desear un vestido nuevo; pero nunca he deseo amor porque este me ha sobrado desde niña.  Mi padre murió siendo muy joven. El fue un hombre temeroso de Dios.  El nos dejo el mejor legado y herencia que nos pudo haber dejado: Jesucristo y Su palabra. Jesús se encargo de darle sabiduría a mi madre. Nos faltaron muchas cosas materiales; pero nuca falto el amor, el respeto y la unidad entre mi madre y hermanos. Doy gracias a Dios por haber crecido en un hogar donde nunca se amo el dinero. El resultado es que todos amamos y servimos a Jesús sin intereses personales. Eso nos enseño Jesús y Su palabra desde que éramos unos niños.

c) Extravió de la fe por amor al dinero

Es triste y lamentable ver como muchos se debían de la fe en Jesucristo por terminar amando mas al dinero que a Jesús.  Los encontramos en todas las posiciones:

* Los que empezaron un ministerio y al final terminan saliéndose del Camino; para caminar por el camino que ellos desearon.

* Los que dejan de buscar el rostro de Dios por seguir en pos de sus propios interéses

* Los que terminan lucrando con el evangelio

* Los que terminan creyéndose ellos mismo sus mentiras

El apóstol Pablo llego a ser un hombre que supo amar más a Jesús que a los bienes materiales. Es evidente observar la madurez espiritual de una persona.; cuando esta mira los bienes con poco valor. ¿Puede llegar a suceder esto en un verdadero cristiano? Sin lugar a dudas.

Pablo expuso su sentir:

“Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo”. Filipenses 3:7-8.

Cuando leo esta parte de la escritura; es como hablar de algo que no esta de moda. Dios llama a su pueblo y le advierte del peligro de caer en el error de amar al dinero.  Enamórate de Jesús y acércate más a Él. No te digo que dejes de trabajar para ganar dinero. El dinero es necesario para comprar. Más huye de los que forman parte de la lista de los que aman el dinero. Obedece a Dios y a Su palabra. Dale valor a lo que tiene gran valor.  Dios; La familia; los hijos; el llamado; los familiares; la verdadera amistad; la comunión entre hermanos; son cosas que no perecen con el tiempo. Invierte tu tiempo en lo que el dinero no puede comprar. Si inviertes tiempo en desarrollar una relación mas estrecha con Jesús y Su palabra; no te será difícil dejar de amar el dinero. Dale el tiempo que merece ha tu familia. Muchos caen en el error de abandonar a la familia aun por el ministerio. El ministerio tiene su lugar; pero antes de este esta la familia. Aprende de la sabiduría de los ancianos, ellos tienen con sus experiencias mucho que aportarnos.  Déjate cautivar por la palabra de Dios; ella será quien guiara tus pasos por el Camino correcto. Jesús es el Camino, nunca el dinero. Te bendigo.

Usted puede hacer copias de todo el material que hay en esta página para distribuirlo; solo por favor indique su autoria. Dios le bendiga.

Referencias bíblicas: Reina Valera, Revisión 1960.

Lourdes Rangel Ministries

The Colony, TX.

Febrero 3 2010

www.lourdesrangel.com

.

Ningún tema expuesto en esta pagina Web tiene como objetivo atacar a ninguna denominación en lo particular. Nuestro objetivo es exponer la verdad Bíblica sin contiendas. Bendiciones.

Publicidad

3 comentarios

  1. IVY dice:

    DIOS TE SIGA BENDICIENDO,
    YO HE LEIDO ESTO ESTA TREMENDO. LAMENTABLEMENTE MI PAREJA ES AMADOR DEL DINERO TODO LO QUE EL PIENSA ES EN EL DINERO Y CUANDO NO LO TIENE SE VUELVE LOCO, Y ESO QUE EL ES “CRISTIANO” YO CUANDO LO VEO QUE NO TIENE TRABAJO O DINERO LE DIGO Y TU FE ADONDE ESTA? . EL PREFIERE DURAR LARGAS HORAS O TODO LOS DIAS TRABAJANDO (cuando tiene emplio)QUE PASARLO CONMIGO Y MIS HIJAS, PUES LAS 2 SON SUS HIJASTRAS .
    AHORA YO QIUERO DEJARLO PORQUE YA YO COMO ESTOY PERDIENDO EL AMOR PARA EL, POR TAMBIEN SUS ACTITIDES LAS PALBRAS QUE USA CONMIGO,SON MUCHAS COSAS, PERO LO PRIMERO ES EL DINERO NO DIOS NI MI ESPOSA NI MIS HIJOS SOLO DINERO, DINERO DINERO …..
    PERDONAME PERO ESTOY MUY HERIDA.

  2. lourdes dice:

    Ivy,

    Doy gracias a Dios que el tema del amor al dinero le haya servido. Cuente con el apoyo de nuestras oraciones, para que Dios toque el corazón de aquellos que aman el dinero. Siga visitando nuestra página Web. Nuestro deseo es ser de bendición para su vida. Si quiere ver la solución a sus problemas, sepa que el hombre falla muchas de las veces; mas Jesús es guía y salvación. Le animo a que ore, es decir hable con Jesús. Cuéntele a Jesús como se siente, visite una iglesia cristiana donde se predique a Jesucristo. Ábrale la puerta de su corazón a Jesús, y deje por último que sea El quien dirija sus pasos. Lejos de Dios nada podemos hacer. Si no sabe como aceptar a Jesús en su corazón, y necesita ayuda, solo tiene que escribirme, será un placer poder orientarla. Dios le bendiga.

    Lourdes Rangel Ministries

    cristoenmi@sbcglobal.net

  3. CLAUDIX dice:

    tambien mi pareja ama el dinero, es horrible la vdd

Deja un comentario